drag_handle
PxHere

Desayunos reconfortantes que puedes hacer con la Air Fryer

Por Paulina Gutiérrez

Tener una Air Fryer –freidora de aire– puede ser conveniente cuando tienes mañanas muy ocupadas y tienes antojo de algo reconfortante. En una freidora de aire puedes cocinar prácticamente todo lo que quieras de una manera rápida y sin preparar, lavar utensilios o limpiar la cocina por mucho tiempo.

Si tienes una Air Fryer o estás pensado tener una, aquí te dejamos algunas opciones de desayunos fáciles para que te inspires al usarla.

5 desayunos fáciles y golosos que puedes hacer con una Air Fryer

Burritos

Si tienes algunas sobras en el refrigerador de picadillo, queso o huevo revuelto, puedes hacer unos burritos en la Air Fryer rápidamente. Quedaran suaves por dentro y crujientes por fuera. Acompaña con un poco de aguacate, salsa o frijoles refritos.

Papitas sazonadas

Papas cambray o papitas cortadas con un poco de paprika, sal, pimienta, aceite de oliva y romero, son el acompañamiento perfecto para unos huevos. También los puedes utilizar para unos tacos con queso Oaxaca o para rellenar una torta con longaniza.

Pan francés

El pan francés es uno de los favoritos de muchos para desayunar. Un buen acompañamiento es una salsa de blueberries y mucha miel de maple. Para darle un giro mientras cocinas el pan francés en la Air Fryer, añade un poco de canela en polvo y azúcar mascabado para que de dore un poco. El aroma es adictivo.

Tocino, salchichas y huevos estrellados 

El combo perfecto. Los huevos estrellados quedan muy bien en la freidora de aire. Además, una de las ventajas de la misma es que puedes cocinar tocino y links o salchichas de desayuno al mismo tiempo. Acompaña con frijoles, jitomate y una cucharada de crema fresca o de rancho. Es el desayuno ideal para un día de resaca o de desvelo.

Sándwiches

El grilled cheese o un sándwich de pavo con queso manchego y un poco de mermelada de arándano es una buena opción para iniciar el día. Si lo agridulce no es lo tuyo, simplemente tuesta el pan con un poco de queso, jitomate rebanado, orégano, sal y un toque de aceite de olivo.

Ahora que ya tienes algunas opciones para un desayuno reconfortante.