Animal Gourmet
INGREDIENTESMenú del día

El seitán es un excelente sustituto de la carne, ¡piérdele el miedo!

Por Animal Gourmet

A diferencia del tofu y el tempeh, el seitán no está hecho de soya, tiene mas proteína y te da la sensación de estar mordiendo un jugoso y suculento trozo de carne.

El seitán es un alimento que se originó en China y Japón hace más de mil años y tradicionalmente los  budistas lo usaban como sustituto de la carne y el pescado. Su nombre proviene de las palabras japonesas “sei”, que significa “ser o convertirse”, y ” tan”,  que viene de tanpaku, que significa “proteínas”. Traducido, seitan significa: “hecho de proteínas”.

Este alimento es conocido como “carne de trigo”. Así es comensales celiacos, este ingrediente definitivamente no es para ustedes ya que es la parte proteica de la harina de trigo, es decir, el gluten.  Se elabora lavando la masa de harina de trigo con agua hasta que se hayan eliminado todos los gránulos de almidón, dejando una  pasta adhesiva, pegajosa e insoluble, que luego se condimenta y se cocina.

Tranquilo, es más sabroso de lo que parece.

La razón por la que el seitán es popular es porque imita la textura de la carne de manera impresionante, es rico en proteínas – incluso más que el tofu y el tempeh, ¡tiene 60 gramos por taza!-, es libre de colesterol y además bajo en carbohidratos.

El seitán no tiene nada de sabor pero actúa como una esponja que absorbe los sabores de cualquier ingrediente, así que cualquier receta con sabor a mar o a ganado podrá ser sustituido con un pedacito de seitán.

Hacer seitán por primera vez puede ser intimidante, pero una vez que lo prepares te darás cuenta de lo sencillo y rápido que es. Intenta con estas deliciosas banderillas de seitán.

Banderillas de seitán a la parrilla

Ingredientes: 

  • 1/4 taza de salsa de soja
  • 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado o picado
  • 1 cucharada de mostaza Dijon
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 8 onzas de seitán,cortados en pedazos de 5 cm.

Batir y mezclar la salsa de soja, jugo de limón, aceite, ajo, jengibre, mostaza y pimienta. Colocar las piezas de seitán en un refractario de vidrio y verter el adobo sobre ellas. Cubrir, refrigerar y marinar durante al menos 4 horas o durante la noche (8 a 12 horas).

Preparar una parrilla de carbón o de gas para que el calor sea medio-alto. Retirar el seitán del adobo y reservarlo. Preparar palillos de metal o de madera, colocando de 3 a 4 piezas de seitán en cada uno. Asar las brochetas durante 4 a 5 minutos por cada lado. Servir con ensalada o vegetales a la parrilla.

 

 

 

Deja tu comentario: