#Receta: Filete de pescado con cítricos - Animal Gourmet
Animal Gourmet

¡Que no se nos agote la inspiración para cocinar pescado! Es sabroso, fácil de preparar, nutritivo y en un país con tanto litoral como el nuestro es maravilloso conseguirlo tan fresco. Así que a dejar volar la imaginación para variarle a la opción casera del pescado empanizado, a la parrilla o a la veracruzana.

Es un ingrediente muy noble que con tantita imaginación podemos combinar con otros productos que tenemos en la alacena o en la canasta de verduras. Lo importante es agarrarle el modo a la cocción para que quede siempre jugoso y suave.

Vale mucho la pena comprar pescado fresco y, si va a ser congelado, que sea de la mejor calidad. Tenemos la teoría que algunos de los pescados congelados de bolsa en el súper los pescaron hace 49 años en una zona del oriente medio y aunque estamos exagerando, a lo que vamos es que merece la pena comprar algo de un poquito mejor calidad. ¡Tenemos tanto mar!

Les dejamos esta receta de pescado con “lo que teníamos en la cocina” y el resultado es delicioso. ¡Disfruten!

Ingredientes

50 gramos de mantequilla derretida

6 cucharadas de perejil picado

3 cucharadas de raspadura de limón

6 cucharadas de jugo de limón

6 cucharadas de salsa de ‘horseradish’ o rábano picante

12 rodajas delgadas de limón

6 filetes de pescado blanco

3 calabazas

3 zanahorias

Sal

Preparación

Precalentar el horno a 250 grados. Poner una olla con agua a hervir.

Rebanar con un pela papas las zanahorias y las calabazas a lo largo a manera de que queden tiras delgadas y largas. Meterlas en el agua hirviendo por 2 minutos (blanquear). Sacar y apartar.

En un refractario poner la mantequilla derretida, el perejil, la raspadura, el jugo de limón, el horseradish y mezclar. Agregar sal a los filetes de pescado y marinar durante media hora de cada lado.

Sacar los filetes del refractario (sin sacar el jugo) y apartarlos mientras acomodamos una capa de zanahorias y calabazas dobladas por la mitad.

Volver a acomodar los filetes, ahora sobre la cama de la salsa y las verduras. Bañarlos con la misma salsa y hornear durante ocho minutos.

Decorar cada uno con dos rodajas de limón y servir. Funciona muy bien acompañado de arroz blanco.