Vinagres, aceites y mantequillas con hierbas para toda ocasión - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Lavanda para realzar el aroma postres, epazote para aromatizar ensaladas, sopas y —claro— darle sabor a un buen taco; capuchina en una ensalada con ese toque picante tan característico o borraja al vapor para acompañar un pescado a la plancha… En Animal Gourmet —y estarán con nosotros los que disfrutan de la buena cocina—, adoramos las hierbas frescas.

Las hierbas en la cocina han sido descritas, por cocineros y poetas, como el alma de un plato capaces de transformar una comida en un verdadero festín para los sentidos. Cocinar con hierbas realza los sabores y potencia los aromas que se generan en la cocina y hoy tienen un papel protagónico en la escena culinaria.

El uso de hierbas es milenario. Los primeros registros, que datan de 2 mil años AC, señalan a Egipto y China donde se les daban usos medicinales. Siglos más tarde, en antiguos libros, monjes describen las hierbas existentes en los jardines de los monasterios y los usos que se les daba.

Otros documentos, de la Edad Media, refieren la existencia de ensaladas compuestas por más de 50 hierbas en la mesa del monarca Enrique VIII. Sí, tienen historia.

Sus usos son infinitos y cada cocinero puede echar a volar la imaginación. Nos gusta añadirlas frescas a las ensaladas, secas a sopas o en una costra de mercado al horno pero también hacer con ellas deliciosas preparaciones de aceites, mantequillas y vinagres y conservar así los aromas para usarlos cada que se requiera en la receta, o en las ocasiones en donde deseas un toque de sabor adicional.

Nos gustan para ese sándwich. En una mantequilla de eneldo esparcida gentilmente en un pan negro con pavo y verduras; un aceite herbal con cilantro para darle el toque especial al para un pescado cocinado al vapor y, siempre, dos o tres vinagres en la alacena infusionados con hierbas y elaborados por nosotros mismos.

Para que ustedes lo hagan en casa les dejamos algunas ideas. El resto lo dejamos a su imaginación. ¡Experiementen!

La mezcla provenzal de hierbas es ideal para dar a los aceites grandes notas aromáticas. // Foto: Wikicommons
La mezcla provenzal de hierbas es ideal para dar a los aceites grandes notas aromáticas. // Foto: Wikicommons

Aceite de cebollín, perejil e hinojo
En una botella de vidrio bien limpia, agregar las hierbas frescas limpias —en una medida equivalente a un puño— y además, un buen aceite de oliva. Guardar, ya sea con tapa o con corcho, y en una o dos semanas disfrutarán de esta delicia. El uso de estos aromáticos aceites da vida a una torta, un pescado o unas rebanadas de jitomate y además les puede durar meses.

Vinagre de albahaca y laurel
Añadir complejidad a un vinagre, a través del uso de hierbas, es muy simple. Para hacerlo basta con poner a calentar vinagre —de preferencia de vino blanco, tinto, de manzana o de arroz— y antes de hervir se mezcla con la albahaca fresca y laurel picados y se deja enfriar. Una vez frío, se embotella y tapa.

Mantequilla con cedrón y cáscara de naranja
No hay quizá una cosa más satisfactoria que un ‘scone’, aquellos panecillos ingleses, con mantequilla de cedrón y cáscara de naranja acompañado de un café con leche. Simplemente se mezcla una barra de mantequilla a temperatura ambiente con cedrón fresco y la cáscara del cítrico finamente picada (el equivalente a una cucharada). Se coloca en un molde y se refrigera.