drag_handle

La importancia de la alimentación en la menopausia

Por Animal Gourmet

Para las mujeres es inevitable sufrir cambios físicos y hormonales desde la primera menstruación y hasta la última. Hay muchos factores que influyen, pero uno de los más importantes para cerrar con broche de oro la vida reproductiva es la alimentación en la menopausia.

Comer bien es un factor clave para tener un mejor control de nuestro organismo. Nos ayuda a hacerle frente de la mejor manera a estos cambios.

Hay dos etapas a las cuales ponerles atención. El climaterio es un periodo de tiempo que puede durar años y que comprende la perimenopausia, menopausia y postmenopausia.

La menopausia es justo cuando la menstruación desaparece y esto puede ser alrededor de los 48 y 55 años. A pesar de esto, cada cuerpo es diferente y las edades y síntomas son distintos en cada mujer.

Es muy importante poner atención a la alimentación en ambos periodos ya que de eso puede depender la salud en la vida adulta y de paso, darte una ayudadita con los cambios de humor que generan las hormonas.

También te puede interesar:

-Qué es la alimentación limpia y cuán beneficiosa es realmente.

-El porqué de los antojos y los alimentos que se necesitan durante la menstruación.

Menopausia y los cambios hormonales

El cese permanente durante más de 12 meses de la menstruación es una de las definiciones de la menopausia de acuerdo a la Dra. María Blanca Ramos de la Facultad de Medicina en la UNAM.

Hormonalmente lo que sucede en este periodo es que los ovarios dejan de producir estrógenos y óvulos. Los cambios físicos y psicológicos comienzan a ser visibles.

Pero ¿qué tal que si con nuestra alimentación pudiéramos tener más control de los cambios en este periodo? Sí se puede, solo hay que modificar algunos hábitos.

En la menopausia la grasa corporal no se distribuye de la misma manera, esto sucede por la disminución de estrógenos.

El cuerpo es muy sabio, y el acumulamiento de grasa corporal alrededor de la cadera, muslos y senos era dado por estas hormonas como un proceso de preparación fisiológica para la reproducción.

Cuando estas hormonas disminuyen y comienza el climaterio, la grasa se deja de acumular en estas zonas y se va principalmente al abdomen.

Lo peligroso de este cambio radica en que la grasa abdominal es uno de los factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

alimentación en la menopausia
El calcio es fundamental para la alimentación en la menopausia.

Las nuevas necesidades del cuerpo

A partir de los 40 años el gasto de energía corporal disminuye un 5% por la modificación del metabolismo basal. Debido a esto es necesario modificar nuestra dieta acorde a este decremento.

Existe también una pérdida de masa ósea, pequeña pero constante, lo cual deriva en problemas de osteoporosis.

Los alimentos básicos en la dieta de una mujer en este periodo se deben basar en frutas, verduras, carnes magras, pescado y alimentos ricos en calcio y vitamina D.

Es importante hacer mención que la vitamina D ayuda a fijar el calcio y esta se la produce el cuerpo en exposición al sol. No está de más tomar baños de sol en periodos cortos y con protector solar. (¡Un pretexto más para ir a la playa!)

En menor cantidad pero indispensables en una dieta equilibrada deben estar presentes el arroz, pasta y legumbres.

La soya también es indicada en este periodo al contener estrógenos.

Disminuir el consumo de sal es otra de las recomendaciones. Existe un mayor riesgo de sufrir hipertensión debido a la modificación del sistema de coagulación y el metabolismo de la glucosa. Además, hay que prevenir la retención de líquidos.

Debido a la disminución de estrógeno, el colágeno de los tejidos también disminuye, por lo que la piel pierde elasticidad. Para mitigar esta situación beber dos litros de agua al día es necesario.

Es importante cuidate en todas las etapas de tu vida pero si estás pasando por el climaterio o la misma menopausia, corregir algunos hábitos alimenticios harán más fácil este proceso.