El porqué de los antojos y los alimentos que se necesitan durante la menstruación
Animal Gourmet
HistoriasMenú del díaTips

El porqué de los antojos y los alimentos que se necesitan durante la menstruación

Por Érika Choperena (@eri_hope)

menstruación

Sí, existe una razón científica por la que nuestro cuerpo necesita o “pide” ciertos alimentos durante la menstruación o ciclo menstrual. Algunas mujeres tienen antojo de alimentos dulces, otras de salados y otras más, de ambos.

¡Ay esas papas fritas con mucha salsa y limón!, ¡ay esas galletas crujientes con chispas de chocolate!

Los cambios físicos y hormonales que las mujeres pasamos a lo largo del ciclo menstrual se reflejan en los cambios de humor, la fatiga y, por supuesto, las necesidades alimenticias.

También te puede interesar:

Qué tipos de hierro hay en los alimentos y cómo podemos absorberlos mejor.

La ciencia detrás de los antojos

Primero lo primero: las fases del ciclo menstrual

Aunque cada organismo es distinto y hay algunas mujeres cuyo periodo de sangrado dura 3 días y otras hasta 7. En general, el ciclo menstrual se puede dividir en fases: folicular, menstrual, ovulatoria y lútea.

Algunas bibliografías describen tres fases, otras, cuatro.

La fase folicular comienza el primer día de la menstruación. En este punto es cuando se puede extraer la fase menstrual, que comprende los días del sangrado.

En esta fase se empiezan a madurar los óvulos y se libera la hormona folículo estimulante y estrógenos.

Después, durante la fase ovulatoria se intensifica la liberación de estrógenos y es cuando se libera el óvulo maduro.

Por último, la fase lútea, esa donde ocurre el Síndrome Premenstrual (SPM) y, sí, cuando más antojos y cambios de apetito experimentamos.

¿Por qué el antojo de chocolate?

La disminución de serotonina en la fase lútea es una de las causas por las que deseamos con todas nuestras fuerzas un buen chocolate.

El chocolate tiene feniletilamina que ayuda a producir sensaciones de placer, sí, lo mismo que hace la serotonina.

Sin embargo, Eva Kemps, profesora de psicología en la Universidad de Flinders en Adelaide, Australia, menciona que si bien las hormonas tienen todo que ver, los antojos específicos están más relacionados con recuerdos visuales, es decir, son aprendidos.

El chocolate, por ejemplo, también se relaciona con la falta de magnesio, pero seamos sinceros: hay una gran variedad de alimentos que tienen mucho más magnesio que el chocolate, como las espinacas y el brócoli.

Claro, un chocolatito es más apetitoso y brinda más placer que un tazón de espinacas, ¿no? O al menos eso es lo que hemos aprendido.

menstruación
Schwarze Schokolade

Carbohidratos, mi amor

En un estudio de posgrado en medicina naturista se menciona el incremento en la ingesta de carbohidratos durante el periodo premenstrual o fase lútea, es decir, un aumento en el consumo de alimentos generalmente altos en grasa y azúcar (sí, todo eso que nos causa placer).

Este mismo estudio revela que 61% de las mujeres presentan un incremento en el gasto de energía por los cambios hormonales y la acción del metabolismo.

Además, aumenta la sensibilidad a sabores dulces, lo que está directamente relacionado con el nivel de estrógenos. Por otra parte, el incremento de la sensibilidad a los sabores amargos se relaciona con la concentración de progesterona en el cuerpo.

En otro estudio realizado por el Instituto Nacional de Perinatología se detectó que algunos de los síntomas durante la menstruación son exceso de sed, aumento en el apetito y afinidad por los alimentos dulces.

Entre los resultados también se menciona una disminución en alimentos irritantes y ácidos.

Mujeres, escuchemos nuestro cuerpo 

De acuerdo con el doctor Marc Hyman, especialista en medicina funcional, la variación hormonal es inevitable, pero los malestares sí se pueden contrarrestar o aminorar mediante la alimentación.

Hyman dice que según la fase, algunos alimentos serán más recomendables que otros.

Estas son las recomendaciones:

En el periodo menstrual los estrógenos se estabilizan. Aquí lo más recomendable es beber infusiones y la de manzanilla es una gran aliada.

Evita comer alimentos elevados en grasa, alcohol, cafeína y con mucha sal.

Lee:

¡A preparar infusiones! Catálogo con 10 plantas medicinales en la CDMX.

En el periodo folicular -que incluye la menstruación-, lo ideal es incorporar alimentos que ayuden a metabolizar todo el estrógeno que tenemos en nuestro cuerpo.

Los alimentos ideales son los fermentados y los vegetales como el brócoli y la col.

El periodo ovulatorio es el de los estrógenos en el nivel más alto.

En esta fase lo mejor es ayudar al hígado -que es uno de los encargados del metabolismo en nuestro cuerpo- con alimentos que no sumen toxinas y que tampoco nos inflamen.

Las frutas y verduras deben incrementarse y las almendras te darán un apoyo extra.

Por último, en el periodo lúteo, la ola de estrógeno y progesterona disminuye y estamos listas para comer alimentos que nos ayuden a producir serotonina.

Algunos ejemplos son los alimentos de hojas verdes como berros y espinacas, quinoa o derivados del trigo.

En esta fase también es importante consumir alimentos ricos en magnesio para combatir la fatiga por el aumento del gasto de energía.

Aquí entra nuestro amado chocolate, solo asegúrate de que sea más cacao que azúcar y leche. También funcionan las espinacas y las semillas de calabaza.