Tips para un empanizado perfecto y hacerlo muy original
Animal Gourmet

Ese sabor y textura increíble de las milanesas, el crujir de una croqueta o el doradito de un pescado sólo se logra dominando el empanizado. Sí, es bastante sencillo pero te queremos echar una manita para que te quede perfecto.

Quizás empanizar tu comida sea un lujito gastronómico que definitivamente te recomendamos no hacer todos los días -por aquello de la salud y las grasas- pero ya que estás pecando, ¡hagámoslo bien!

Te puede interesar:

11 pescados y mariscos con certificación sustentable en México

¡Dale una oportunidad a las grasas!

El empanizado perfecto

¿Te quedan muy grasosas las milanesas? ¿Se desmorona la capa en el sartén? ¿No tiene buen sabor? ¡No te apures! Sólo asegúrate de que estés haciendo los siguientes tips:

  • Para lograr una capa crujiente es importantísimo que el aceite esté muy caliente. De otra forma, absorberá mucha grasa y no quedará rico.
  • Utiliza aceite de canola, maíz o girasol. No te recomendamos oliva, aguacate ni ajonjolí porque se queman muy rápido.
  • Utiliza aceite nuevo -es decir, que no hayas utilizado para freir nada previamente- pues absorbe olores.
  • El empanizado puede ser tan grueso como tú quieras, sin embargo te recomendamos sólo hacer dos capas para que la cocción de tu producto sí sea correcta.
  • Nunca tapes el sartén donde estás empanizando porque eso sólo logra que se aguade.
  • Sazona todo antes de empanizarlo y no te olvides también de agregar, por lo menos, sal y pimienta en la mezcla de pan molido.
  • Cuando prepares croquetas, asegúrate que la bechamel esté muy fría para que no se deshaga en el calor.
  • No atasques el sartén; queda mejor cuando pones pocos productos y es más fácil controlar la temperatura y el color.

La receta básica

Ingredientes

  • 2 huevos
  • ½ taza de harina
  • 1 taza de pan molido
  • c/s de sal y pimienta
  • 1 litro de aceite

Procedimiento

  1. En un recipiente, servir la harina y cubrir el producto con ella.
  2. Batir los huevos con un poco de sal y poner en un recipiente. Bañar el producto.
  3. Pasar por pan molido hasta que quede completamente cubierto
  4. Regresar al huevo y repetir el procedimiento.
  5. Calentar el aceite a fuego alto y cocinar hasta que tome un color dorado. Aproximadamente son 20 segundos por lado.
  6. Escurrir en papel absorbente.
  7. Servir.

¡Empanizados muy originales!

Milanesa de quinoa

Hay miles de formas de hacer el empanizado algo mucho más sabroso y adecuado para el tipo de producto que estás cocinando. Desde migajas de papas fritas hasta semillas, el pan molido es un lienzo en blanco para que hagas lo que más se te antoja.

En Nuevo Orléans, por ejemplo, preparan el pollo frito estilo cajun sazonando con pimienta cayena, azúcar, paprika, comino y ajo. Te damos la receta para que te quede espectacular.

Si le vas a la alimentación saludable, semillas como la quinoa, avena, ajonjolí o amaranto son buenas opciones para empanizar. Mira estas cinco alternativas y las formas más originales de utilizarlas.

¿Quieres algo más original? ¡Aprovecha los desperdicios de tu bolsa de papitas y agrégalos al pan molido! Te servirá para darle sabor a carnes, pollo y hasta pescado.

Cuando vayas a freír cosas dulces para un buen postre, servirá utilizar hojuelas de maíz o panko. Este último es el que se utiliza también en las brochetas japonesas.