drag_handle

Cómo hacer la mejor carne para hamburguesas

Por Paloma García

Entre panes todo sabe mejor… y qué mejor que en un bollo de esos que generalmente llevan ajonjolí tostado encima. Si ya tienes listas la lechuga, catsup, queso y mostaza te decimos cómo hacer carne para hamburguesas, de esas jugosas que roban el aliento.

El secreto mejor guardado de la carne para hamburguesas

La diferencia entre una hamburguesa buena de una mala es sin duda la calidad de la carne con la que se prepara. Si no nos crees, definitivamente debes probar La Inmaculada y volver a casa para intentar hacer lo propio.

Hay algunos tips que hacen de ésta, la sublevación de la hamburguesa y su entrada al olimpo. No te quedes sólo con esos discos que venden congelados, mejor échale ganitas y disfruta.

No se trata sólo de mezclar carne y huevo para tener una hamburguesa. Entre más amor, mejor.

Lo más importante

Para hacer tu mezcla desde cero te recomendamos ir a una carnicería y elegir el corte que más se te antoje para que lo muelan frente a ti. 

Una buena opción es mitad lomo de res y la otra mitad paleta o espaldilla de cerdo. Si ya vas a hacer una obra de arte, inviértele y agrega algún corte con buena grasa como el rib eye. 

La grasa de la carne es la diferencia entre una hamburguesa jugosa o sólo ensayos. No compres cortes feos ni le tengas fe a la molida que ya tengan. Mejor que la hagan especialmente para ti.

Un buen tip si quieres agregar una sensación crujiente a la carne para hamburguesas es enriquecerla con una cucharada de pan molido.

La sazón

Llegando a casa agrega tocino en cubos, cebolla, perejil, ajo y aceite de oliva. Para sazonar utiliza sal en grano, pimienta negra, un poco de canela y comino.

Si quieres hacerla menos carnívora agrega también verduras en cubos como calabacitas y zanahorias blanqueadas

Es muy importante que agregues un huevo por cada quinientos gramos de carne que amalgame la mezcla para que no se deshaga al cocinarla.

Después de eso, haz bolitas que sean aproximadamente de 5 centímetros de diámetro. Aplasta para que queden con 1.5 centímetros de espesor.

Unos tips extra

Si te gusta la sensación que provoca dar una mordida y que el queso derretido salga a la escena, corta un cubo de aproximadamente 2 centímetros de cada lado y uno de espesor para que vaya en medio de la carne.

El carbón le da un sabor único a las carnes, entonces si estás planeando una hamburguesada en casa, te recomendamos que las hagas a la parrilla.

En caso de que no tengas asador o espacio, en un sartén súper caliente quedan muy bien. Para darle gusto a todos, el término medio en la carne es ideal.

Y para los vegetarianos…

Si no comes carne puedes hacer una mezcla de verduras (calabacita, papa, zanahoria rallada) sazonada y un huevo para tener un efecto parecido a la carnívora. 

Otra opción que no falla es un hongo portobello sellado. Lee cinco recetas de hamburguesas vegetarianas para chuparte los dedos.