drag_handle
Foto: Cortesía Humano Urbano

Cocinando X México: los sabores de la empatía

Por Paloma García Castillejos

Cuando Jorge Aziz y sus socios estaban por abrir su restaurante, comenzó la crisis sanitaria de COVID-19. No era un proyecto gastronómico cualquiera: promovía el comercio justo y creaba comunidad, así que con estos cimientos, decidieron dedicar su tiempo a la filantropía y así nació Cocinando X México.

En tiempos difíciles, la alimentación no sólo es una fuente de salud sino también de bienestar y de amor. En las cocinas de diez restaurantes de la CDMX, los fogones cocinarán ayuda para fundaciones en necesidad mediante clases con los mejores chefs.

La comunidad que está Cocinando X México

Humano Urbano es un restaurante que quedó pendiente de abrir por la pandemia pero que sus cocinas no operen no quiere decir que las personas del proyecto dejaran de lado sus valores principales: empatía y trabajo en equipo para servir a la sociedad.

Mediante los canales de comunicación que ya estaban emprendiendo, Jorge Aziz y sus socios se hicieron de relaciones para crear una idea nueva: ayudar a personas vulnerables a través de fundaciones mediante clases de cocina con algunos chefs que quisieran estar cocinando x México.

Foto: Cortesía Humano Urbano

La idea es muy creativa: cada semana, las redes sociales de Humano Urbano servirán para anunciar un taller online de platillos creados por diversas personalidades de la gastronomía. Entre sus filas está Marco Carboni, de Sartoria; Federico Patiño de Marmota y hasta los maestros churreros de El Moro.

Las canastas llegan a casa el día de la clase, junto con una liga para que te conectes con el chef; aquí es importante decir que es alta definición y todo está perfectamente cuidado para que no haya problemas de comunicación. Hay interacción y cada sesión promete llevar hasta tu casa lo mejor de los restaurantes que más extrañas.

Esto es lo mejor: las ganancias por estos cursos se distribuyen en tres rubros. El primero es cubrir el costo de los ingredientes que llegan hasta tu puerta -los cuales son de excelente calidad y pagados a precio justo-; el segundo es dar un apoyo a los empleados de cada restaurante y la tercera donación es a fundaciones que trabajan con comunidades vulnerables.

Ojo a esto último. Los comedores comunitarios, los adultos mayores y niños en situación de calle se verán beneficiados por este proyecto. Humano Urbano no percibe ninguna ganancia, es sólo el motor que creó el vínculo para esta sinergia maravillosa cuyo medio son sabores ricos y experiencias únicas.

¡Quiero cocinar!

No suena nada mal tener una sesión de pasta italiana con Marco Carboni. Tampoco nos desagrada la idea de que Edo Kobayashi, el gurú de la comida japonesa en México, nos enseñe alguno de sus trucos.

Este jueves 4 es el primer evento y arranca con todo. El chef Federico Patiño, cabeza del restaurante Marmota en la colonia Roma, partirá plaza con un menú muy al estilo sureño de Estados Unidos.

Foto: Cortesía Humano Urbano