drag_handle

Plástico de nopal, un nuevo uso para este alimento ¡y es biodegradable!

Por Erika Choperena

Con este nuevo año llegaron también nuevas medidas para reducir un poco la contaminación con bolsas de plástico de un solo uso. Aunque esto ha generado distintas opiniones, en México hay una científica que creó un plástico de nopal el cual puede ser una gran solución.

Una alternativa que realmente podría funcionar es la reutilización y reducción de materiales que se degradan más rápido aunque tienen la misma función que el satanizado plástico.

Las buenas intenciones por supuesto que suman pero no son suficientes; si para producir una bolsa de papel en lugar de plástico se utilizan más procesos químicos, físicos y la huella de carbono sigue siendo enorme, tal vez no es lo más efectivo para cuidar al planeta.

plástico de nopal

Plástico de nopal ¿quééé?

La científica Sandra Pascoe creó en 2018 un plástico de nopal que parte de un manejo distinto de las fibras para hacer magia ecológica. Ella es una académica de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA), en Guadalajara, ahí nomás.

Este proceso fue registrado desde 2014 ante el Instituto de Propiedad Intelectual (IMPI) y el financiamiento corrió a cargo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt).

El nopal que ahora ya tiene distintos usos además del nutritivo se distingue por tener varias especies. Dos de ellas son las que Sandra utilizó para hacer los prototipos, el opuntia ficus indica y el opuntia megacantha.

No todo fue miel sobre hojuelas; en un inicio experimentó con pedazos secos de nopal los cuales pulverizó y añadió otros elementos. Sin embargo, de acuerdo con una entrevista a EFE, el proceso era lento y sus características no fueron las mejores.

Lee:

-Para todo mal nopal, para todo bien también.

Después utilizó el jugo del nopal y su viscosidad fue un elemento clave. ¿Quién iba a decir que lo baboso del nopal serviría para ayudar al planeta? La científica explica que los azúcares que le dan esta característica al jugo son básicamente los que se aprovechan.

Una vez tratado el jugo se mezcla con glicerina, ceras naturales, proteínas y colorantes para lograr el resultado casi final. Esta composición se seca en planchas y queda una película delgada que actualmente se estudia para valorar la resistencia.

Si aguanta un peso considerable podría considerarse para convertirlo en bolsas o en algunos recipientes de baja densidad como los que se usan para cosméticos.

El secreto para que este invento mexicana realmente funcione y ayude al ambiente está en cómo se degrada este plástico de nopal, es decir, cuáles son las condiciones que requiere para que esto pase. Por lo pronto en ambientes como composta y agua sí se deshace y no necesita otros procesos. Un gran logro.

Más opciones

Entre todas las opciones que existen para cuidar al planeta hay varias que podemos hacer en lo individual. Dos de ellas son no desperdiciar comida para que no termine en la basura y consumir productos locales para reducir la huella de carbono.

Si de la industria hablamos se han creado más opciones a partir de alimentos. En Indonesia una empresa hizo bolsas biodegradables a partir del almidón de la yuca.

También hay popotes de que se pueden utilizar más de una vez hechos de plástico más grueso o metal. Incluso hay quienes tienen a la venta versiones comestibles.

El secreto está en reutilizar, reducir y reciclar más allá de comprar productos que el final terminan en la basura. 

bolsas de nopal