drag_handle

¿Caviar cítrico? ¡Sí existe y no es como lo imaginas!

Por Mariana García

Comparten el mismo nombre; sin embargo, son dos alimentos completamente diferentes. Uno viene del mar y el otro es cultivado en tierra; el caviar cítrico ha logrado robar miradas de muchos chefs y se ha convertido en un alimento que potencia los sabores y hace lucir los platillos.

Puede ser que jamás hayas oído hablar sobre él; sin embargo, se ha convertido en una pieza importante dentro de las cocinas internacionales.

Afilado por fuera, bello por dentro 

El caviar cítrico tiene su origen en los bosques tropicales del Sur de Queensland -en Australia- hasta el norte de Nueva Gales. Esta fruta se da en árboles que crecen de manera muy lenta alcanzando los 3 a 6 centímetros de altura. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de agrolimento (@agrolimento) el

Sus hojas miden alrededor de 3 centímetros, son ovaladas y escasas; y sus flores aunque no lo creas pueden tardar en crecer de 5 a 17 años. 

Los frutos tienen forma alargada como si fueran un dedo regordete y llegan a medir 10 centímetros aproximadamente. Suelen tener diferentes colores debido a los climas y épocas del año, entre los cuales predominan el verde, amarillo, morado negro y rojizo. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Finger Lime Agropontino (@fingerlimeagropontino) el

A pesar de que su origen se dio completamente en Australia, actualmente este cítrico se cultiva en Francia, Estados Unidos e Italia.

Se dice que su uso comercial comenzó a darse en los años noventas con la venta de mermeladas; sin embargo, fue en el año 2000 donde diferentes cadenas y restaurantes comenzaron a cultivarlo para la creación de nuevos platillos.

Su aspecto por dentro es muy parecido a las hueva del pez esturión; sin embargo, la diferencia radica en el sabor, la textura, el color y por supuesto, la procedencia.

De la gastrobotánica a la mesa

Este producto se popularizó gracias al chef Rodrigo de la Calle y al botánico Santiago Orts, precursores de la gastrobotánica. Una ciencia que se dedica principalmente a la recuperación y estudio de vegetales desconocidos. 

El caviar cítrico es perfecto compañero de los alimentos crudos, sobre todo de los pescados, sushi, carne, ostras y almejas. A su vez, se ha convertido en un ingrediente especial para preparar cócteles diversos gracias a su acidez parecida a la del limón verde.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Joaquin (Santander) (@debocaaccion) el

 

Este cítrico es rico en vitamina C y B6 además tiene propiedades antisépticas y es perfecto para la digestión. ¿Suena bien, no?

¿Te atreverías a probarlo?