Algunas plantas para cosechar en casa - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Si lo que estás buscando es darle un toque especial a tus alimentos y ya probaste de todo, tal vez el siguiente paso es empezar a cosechar tus propios ingredientes en casa. Aquí te contamos aquellos que son más fáciles de sembrar y que no requieren mucho espacio.

Eso sí, deberás dedicarles algunos cuidados y tener algo de paciencia para que tus vegetales crezcan lo suficiente y estén listos para usarse. Lo mejor de todo es que puedes empezar plantando algunos desechos que quedan después de cocinar.

Ajo

Sólo necesitarás un pequeño diente de ajo para obtener una planta completa.  Para esto debes el ajo con la punta hacia arriba en un poco de tierra y colocarlo donde reciba los rayos del sol.

Luego de un par de semanas comenzarás a ver los brotes, cuando estos estén secos y tengan un color marrón, será momento de cosechar.

Apio, lechuga y col

Toma la base del tallo recién cortado y colócala en un recipiente con agua donde los rayos del sol le den directamente. Cambia el agua con frecuencia para que esté fresca.

Luego de algunos días, cuando un nuevo tallo con hojas comience a crecer será momento de mover la planta a una maceta con tierra. Al cabo de unas semanas podrás cosechar y tendrás un nuevo tallo que sembrar.

7866112512_a743e4feba_k
Con un tallo pequeño puedes comenzar a crecer el apio en el patio. // Foto: Lizard10979 (Creative Commons)

Chile

Los mejores chiles para cosechar en casa son el chiltepín, el habanero y el piquín, ya que son pequeños pero de gran picor. Deberás colocar dos o tres semillas en cada maceta y cubrirlas con 50 milímetros de tierra.

Riega minuciosamente la maceta con agua y ubícala en un lugar cálido. Los chiles deben cortarse con tijeras una vez que la punta se haya caído naturalmente.

Jitomate

En una maceta coloca las semillas de jitomate a cinco milímetros de profundidad manteniendo una distancia de cuatro centímetros entre ellas. Conforme la planta crezca, será necesario trasplantarla a un lugar más amplio y controlarla un poco pues se trata de una trepadora.

En algunos meses estará lista la cosecha.

7905276624_a8b954a83d_z
Para cosechar jitomates se debe tener paciencia y un poco de esfuerzo. // Foto: Bill Benzon (Creative Commons)

Jengibre

Toma un poco de esta raíz fresca, plántala en tierra húmeda y colócala donde la luz del sol le llegue de manera indirecta. En poco tiempo el jengibre comenzará a crecer y saldrá de la tierra.

Para cosechar debes sacar toda la planta de la tierra, cortar lo que necesites y volverla a plantar.

Papas

Corta la papa en cubos de cinco centímetros y asegúrate de que cada cubo tenga por lo menos un “ojito” (los pequeños hoyos en la superficie de la papa). Deja la papa al aire libre por uno o dos días para que se le formen callos y no se pudra por la humedad.

Planta los cubos de papa a 20 centímetros de profundidad con los “ojitos” viendo hacia arriba y cúbrelos con 10 centímetros de tierra dejando otros 10 libres.

Una vez que a la papa le crezcan las raíces estará lista para consumirla.

Ahora ya sabes que después de cocinar, esos pequeños sobrantes se pueden convertir en tu nueva cosecha y disfrutarlos en tus platillos favoritos.