drag_handle

#50SaboresMexicanos El tesoro bajo las espinas, las tunas

Por Mariana Toledano

En la periferia de las pencas del nopal, debajo de las espinas, se esconde un peculiar fruto de forma ovalada cuya pulpa es muy carnosa y llena de semillas. Se trata de la tuna que crece en las plantas Opuntia, una planta de la familia de las cactáceas, oriundas del continente americano que se encuentran desde Estados Unidos hasta la Patagonia.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), México produce cerca de 352 mil toneladas de tuna al año, cosechadas en 48 mil hectáreas por más de 20 mil productores. Hidalgo, México, Puebla, Zacatecas y el Distrito Federal son los estados que general mayor volumen de esta fruta.

La gran gama de tunas mexicanas es ejemplo de la maravillosa biodiversidad de nuestra tierra. En México existen más de 80 tipos de tuna, aunque para su comercialización son clasificadas por su color.

tuna

México produce más de 350 mil toneladas de tuna al año. // Foto: Mike Fisher (Creative Commons)

Las tunas verdes son especiales por su gran cantidad de agua, son de dulzor moderado y muy frescas. En cuanto a las amarillas, poseen una acidez moderada y son muy tersas en comparación con las rojas, las cuales son mucho más dulces y su textura es fibrosa.  Las tunas blancas son la más dulces de todas.

El xoconostle es una tuna muy particular, su color amarillo contrasta con sus semillas de color rojo, además es especialmente ácida y carnosa por lo que, a diferencia de las otras variedades, ésta es empleada en platillos salados como salsas, moles y guisados. También se come como botana deshidratada con un poco de limón y chile.

xoconostle

El xoconostle es una tuna más ácida que se usa en preparaciones saladas. // Foto: Eric Weisser (Creative Commons)

De esta fruta se obtiene un vino llamado Copil, jugos, aguas frescas, curados de pulque, atoles, miel de tuna, queso de tuna, mermeladas, ate, postres, nieve, salsas, condimentos, pectina -utilizada en algunas medicinas- y colorantes, aunque comerlas recién peladas, bien frías y ensartadas en un tenedor resulta delicioso y muy práctico.

La tuna es considerada un alimento muy nutritivo, en cada 100 gramos de esta fruta encontramos 41 calorías, 0.75 gramos de proteína, 3.7 gramos de fibra, 9.57 gramos de carbohidratos. Además contiene calcio, fósforo, hierro, potasio, selenio, cobre y zinc, y su aporte de vitamina C es bastante alto.

Su uso también es medicinal, la pulpa tiene propiedades antisépticas y astringentes, por lo que se usa para controlar la diarrea y, al ser un alimento alcalinizante, se recomienda a quienes sufren de úlceras gástricas.

En inglés: prickly pear En francés: figue de Barbarie

A continuación te compartimos la receta de una fresca ensalada para que goces esta fruta de una forma distinta. ¡Provecho!

Ingredientes

  • lechuga orejona, picada
  • 2 jitomates, picados
  • 1/2 cebolla morada, picada
  • 4 chiles serranos, picados
  • 4 tunas rojas, peladas y picadas
  • 8 nopales tiernos, picados y cocidos
  • Jugo de limón, al gusto
  • Sal y pimienta, al gusto
  • 1 taza de queso Cotija

Preparación

En una ensaladera mezclar la lechuga, el jitomate, la cebolla, los chiles, las tunas y los nopales.

Aderezar con un poco de limón, sal y pimienta. Espolvorear queso Cotija por encima.