Este mezcal se elabora ¡con pechugas de pollo, pavo o conejo!
Animal Gourmet
HistoriasMenú del día

Este mezcal se elabora ¡con pechugas de pollo o pavo!

Por Érika Choperena (@eri_hope)

mezcal de pechuga

El mezcal es una bebida ancestral mexicana. Según algunos estudios realizados por antropólogos de la UNAM, esta bebida proveniente del agave se destilaba en ollas de barro desde el año 400 a.C.

Hablar de mezcal es remontarnos a nuestros antepasados y a distintas maneras de elaborarlo en cada uno de los estados donde se produce: Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas, Durango, Guerrero, Guanajuato y Michoacán.

También te puede interesar:

Cómo comprar mezcal hecho por mujeres de Oaxaca.

De la A a la Z, el vocabulario básico del mezcal.

Mezcal de pechuga, ¿de qué?

Entre toda la variedad de mezcales, uno de los más particulares es el de pechuga.

La pechuga sí es de un animal, principalmente de gallina, guajolote o conejo, y este tipo de mezcal se elabora en Oaxaca y algunas regiones de Puebla.

Para hacer un mezcal de pechuga se sigue un ritual. Algunos maestros mezcaleros prefieren utilizar una gallina vieja, mientras que otros eligen una que esté en temporada de poner huevos.

¿Cómo se hace?

Realmente no existe una regla en cuanto al tipo de agave que debe utilizarse para hacer mezcal de pechuga; puede ser tobalá, espadín o la especie que el maestro mezcalero escoja.

El procedimiento para hacer el mezcal de pechuga es el mismo que el de otros mezcales -hay que jimar las pencas, cocer los corazones de los agaves, molerlos para extraer el jugo, fermentar ese líquido y destilarlo dos veces en alambiques de cobre u ollas de barro-, pero con una excepción.

Este punto clave es una tercera destilación. Para este paso, los maestros mezcaleros cuelgan la pechuga dentro del alambique de cobre para que el vapor del destilado tenga contacto con ella.

El vapor del destilado hace que la pechuga se vaya cociendo, por lo que al final del proceso solo quedan colgando los huesos del animal, pues la carne se desintegra por la exposición al calor.

Como cada maestro mezcalero tiene su propia receta para el mezcal de pechuga, antes de la tercera destilación algunos le añaden otros ingredientes como guayaba, nuez, almendra, limón, tamarindo y más.

En Puebla, por ejemplo, existe un mezcal de pechuga de mole poblano, es decir, al líquido destilado se le añadieron todos los ingredientes que se utilizan para elaborar un molito.

¿En dónde probarlo?

Aunque en Oaxaca y Puebla el mezcal de pechuga se consume principalmente en celebraciones como día de muertos, bodas o bautizos, hay mezcalerías que lo ofrecen regularmente en sus menús, como Bósforo en el Centro Histórico de la CDMX, Palenquito en la colonia Roma o Archivo Maguey en la capital de Oaxaca.

10 lugares para que te eches unos buenos mezcales en la CDMX y Oaxaca

También puedes comprarlo embotellado, aunque su precio es considerablemente más alto que el de un mezcal común.

Una botella de 750 mililitros puede rondar los $1600 pesos dependiendo de la marca.

Algunos productores de mezcal ya tienen en venta este mezcal de forma continua y otros tantos solo en la recta final de año. A continuación algunos ejemplos:

Montelobos

mezcal pechuga

Los Danzantes

mezcal pechuga

5 Sentidos

mezcal pechuga

También te puede interesar:

Proyecto maguey: para tener mezcal hay que cuidar los agaves