Las mejores maneras de aprovechar las tortillas viejas - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Sólo los mexicanos sabemos que las tortillas viejas no hacen el mejor taco así como esas fresquitas que encotramos todos los días en los expendios de la colonia. Sin embargo, cuando sobran hay que aprovecharlas.

¿A quién no le da emoción -y también cierta nostalgia- recordar la visita diaria a la tortillería para tener una comida fresca, rica y muy nuestra?

El tiempo ha pasado y quizás ya no hay suficiente tiempo para realizar esta actividad pero en algo hay que ocupar esas tortillas viejas que, aunque no están tan buenas como las del día, sirven para muchas otras cosas.

Te puede interesar:

Se avaló la ley que protege y fomenta al maíz nativo mexicano

La milpa en Chiapas y el baluarte que protege de la mazorca hasta tu plato

Tortillas viejas… platillos deliciosos

¿Quién dijo que una tortilla vieja es mejor en el bote de la basura?

En la cocina, uno de los saberes más valiosos es aprovechar todos los recursos para que nuestros platillos queden increíbles con los ingredientes que hay al alcance. Sí, sabemos que una tortilla que no es del día no tiene el mismo valor gastronómico para un taquito, pero no por eso se debe desechar.

Hay muchas maneras de utilizar esas sobras que quedan en tu refri. Si ya no puedes más de tacos y de verdad no hay forma de que se termine el kilo de tortillas que compraste, aquí te van unos tips que te dejarán con el corazón y el estómago muy contentos.

Un caldito para el alma

tortillas viejas
Sopa de tortilla.

En esos días lluviosos donde lo único que se antoja es ver llover y comer algo calientito, un caldo o sopa cae muy bien. ¡Eureka! muchas de las preparaciones tradicionales mexicanas llevan tortilla frita, por lo que es un excelente modo de aprovechar las que ya no están frescas.

Se nos ocurre, por ejemplo, una sopa de tortilla humeante con aromas a chile guajillo y ancho. No se te olviden las guarniciones de chicharrón, queso fresco, crema y aritos de chile pasilla.

¿Andas necesitado de carbohidratos o confort instantáneo? Una alternativa increíble es esta receta de sopa de frijol cuya guarnición también consiste en tortillita pasada por aceite.

Si lo que quieres es ponerte original, no hay nada como la cocina yucateca. La sopa de lima es fresca pero apapachadora, dos cualidades que difícilmente encontrarás en un solo plato.

¡Alguien resucíteme de esta cruda, por piedad!

Lo sabemos, la fiesta se puso buena ayer. Lo que seguramente no sabes es que esos chilaquiles caldositos que te regresan a la vida pueden prepararse perfectamente con las tortillas viejas a las que les estás haciendo el feo.

Recuerda que el aceite y la fritura profunda pueden hacer milagros, así que no menosprecies la capacidad que tienen de hacerte feliz aún cuando no te portaste bien el día anterior.

Aquí te tenemos tres formas increíbles de prepararlos y por si fuera poco, un lugar donde, como buenos chilangos ¡puedes encontrarlos en torta!

Si más bien se te antoja algo blandito no dejes de pensar en las enchiladas. Cada rincón del país las prepara de maneras únicas pero todas funcionan para que puedas arrepentirte de tus pecados del día anterior.

La botana perfecta

cocina tex mex. tortillas viejas
Los nachos son tortillas crujientes que van cubiertas con chilli, crema agria, queso fresco y cualquier tipo de guarnición.

En el mundo conocen a México por muchas cosas, pero sin duda una de las principales es el tentempié por excelencia: guacamolito bien hecho que acompaña unos totopos de maíz.

Aunque nos dé un poco de celo nacionalista, los nachos son un platillo común en el norte del país y es una tradición que compartimos con Estados Unidos. Utilizarlos para botanear y acompañarlos de cualquier cosa hará esas tardes de deportes algo mucho más que sólo ver la televisión.

Checa nuestras formas favoritas de prepararlos.

El espesante nacional por excelencia

buenas sopas en cdmx temporada de lluvias
Foto: Facebook

¿Sabías que la harina de maíz se utiliza para espesar caldos? ¡Sí! algo muy similar a la de trigo o a la misma fécula tiene el efecto de las tortillas molidas en los líquidos.

Sucede que, cuando pulverizas tus tortillas viejas, éstas tienen la capacidad de absorber agua y hacer más consistentes tus sopas para darles la textura que estás buscando.

Por este motivo se utilizan nuestros amados chochoyotes en guisos como el mole de olla y éste es un magnífico truco para que tus calditos queden exactamente como los quieres.

Si alguna receta te pide que agregues masa de tortillas, tendrá el mismo efecto si agregas éstas molidas hasta tener un polvo.

Tortillas viejas ¿¡en postre?!

Si tienes pensado servir un helado de postre pero sólo tienes platos extendidos, algo que seguramente te va a suceder es que, al derretirse, camine por todos lados y haga un desastre en tu montaje.

Este es uno de los motivos por los que existen los crumbles, esas migajitas deliciosas que se colocan debajo de las bolas heladas. Sustitúyelas por tortillas viejas molidas y agrega sabores como azúcar, vainilla o especias.

Original ¿no?