drag_handle

Sigue la cobertura de la marcha feminista y el paro del 9M

Por Paloma García

En Animal Gourmet nos sumamos al movimiento que busca frenar la violencia de género y los feminicidos que inundan al país. Por este motivo, te invitamos a seguir la cobertura en vivo de la marcha en Animal Político y AnimalMX. De igual manera, haremos paro el 9M.

La equipa Animal estará presente en toda la manifestación, desde el Monumento a la Revolución hasta el Zócalo. En la cuenta de twitter de ambos, podrás tener información actualizada de todo lo que necesitas saber de la marcha.

9m

Foto: Carlo Echegoyen

En la plancha del Zócalo de la CDMX, se pintaron los nombres de mujeres asesinadas y estamos listas para darles voz a ellas que ya no pueden gritar.

Buscamos que nuestra voz sea escuchada y que tengamos la seguridad que merecemos. No queremos ni una mujer menos por culpa de la violencia contra nosotras.

El 9M todas paramos

Pocos lugares hay con tanta magia como las cocinas. En este espacio no sólo se combinan aromas y sabores para saciar una primera necesidad; también es un foro de convergencia entre personas donde existe la posibilidad de transmitir cariño, alimentar el cuerpo y agasajar el espíritu.

En el mejor de los casos, a cocinar nos enseñó nuestra madre, nuestras abuelas y las mujeres que participaban en la cotidianidad doméstica de la infancia. Aprendimos de ellas porque la mayoría pensaba que su lugar era ese aunque no les convenciera del todo.

Pasamos el tiempo paradas con ellas, picando al ritmo de los burbujeos de las ollas y estrechando lazos por medio de sazones; sin embargo, nuestra generación fue de las primeras que tuvo el valor suficiente como para permanecer en las cocinas o para salir a buscar otros horizontes.

Tuvimos la libertad de elegir, en contraste con ellas.

Aquellas que nos quedamos en las cocinas de nuestras casas también tuvimos el privilegio de decidir si queríamos salir de ella para aspirar al arte culinario de forma profesional o dejarlo como pasatiempo.

En el salto de un concepto a otro, la mayoría nos dimos cuenta de que el servicio y la alimentación son de las más nobles vocaciones pero comprenden un ambiente en el que desafortunadamente las mujeres tienen una voz que se silencia, se explota y se subestima por el simple hecho de venir de un lugar que para muchos parece un espacio doméstico.

Resulta incomprensible que el desarrollo de una mujer chef sea tan complejo siendo que nuestras raíces, nuestras motivaciones y la inspiración para entrar al mundo de la gastronomía haya tenido cara femenina. 

Sigue pareciéndonos obsceno que se utilice la frase “la mujer pertenece a la cocina” como una ofensa o una minimización de nuestra vocación de servicio. Sí. La mujer pertenece a la cocina, igual que los hombres afortunados y valientes como para poder entenderla.

Por eso paramos.

Al equipo editorial de Animal Gourmet lo conformamos mujeres que queremos contarle a nuestros lectores la maravilla del cambio social que se gesta al calor de la investigación gastronómica y del placer de compartir en torno de una buena mesa.

Estamos ávidas de leer buenas noticias para las mujeres en los fogones. Queremos escuchar que las cocineras tradicionales tendrán mejores oportunidades que las que les ofrece la industria hoy; queremos que sus historias inspiren a todas aquellas que, recién voladas del nido, quieren encontrar una forma de darse amor a sí mismas.

También paramos porque estamos cansadas de salir de casa con miedo a no regresar. Porque nos emociona nuestro trabajo pero queremos sentirnos seguras para llegar a él.

Paramos para que nuestras hermanas y sobrinas vivan en un lugar mucho mejor donde la última preocupación sea la ropa que porten o el color de su paliacate.

Porque queremos sentirnos libres de andar por las calles, de bailar y de hacer lo que nos gusta sin ser juzgadas. Paramos por Ingrid, Fátima, Lesvy y todas aquellas mujeres que hoy forman parte de una de las estadísticas más trágicas de la sociedad.

Durante todo el 9 de marzo, por primera vez en siete años, callaremos nuestras ganas de antojar a nuestra audiencia; guardaremos silencio un día para motivar a la reflexión y para que la cocina surta sus efectos de agente de cambio social.

Se moverán en redes algunos de los contenidos que se publicaron esta semana y que llaman a la reflexión de las condiciones laborales de las mujeres en el mundo de la gastronomía.

Si hay algo que tenemos claro es que nos gusta lo que hacemos: amamos cocinar y nos encanta hacer periodismo gastronómico. Nos acelera la sangre conocer personas que comparten su forma de ver la vida con su comida y que aman a través de sus ingredientes.

Por eso paramos.

Paloma García Castillejos, editora general.

Mariana García Muñoz, redactora comercial.

Érika Choperena, redactora editorial.

Queremos conocer la historia de nuestras lectoras. Participa en esta dinámica y cuéntanos con ilustraciones, audio, texto, imágenes o video Cómo llegó a tu vida el feminismo.
Nosotras haremos una publicación con las respuestas para que se escuche la voz de todas.