drag_handle

Receta del maravilloso caldo res (con y sin olla express)

Por Paloma García Castillejos

Ese elixir maravilloso que llega ardiendo a la mesa en un día de frío y que concentra sabores reconfortantes y profundos puede ser tu siguiente sopa. Es fácil preparar un caldo de res, y con esta receta, te chuparás los dedos.

Algo que debes tomar en cuenta es que, para que salga delicioso debes cocer por periodos muy largos la carne y los huesos. El resultado valdrá la pena y además, puede ayudarte a mejorar tu digestión.

¡Manos a la obra!

Lo que le da el toque mágico a esta receta de caldo de res no solo es la proteína animal sino todo el conjunto de guarniciones aromáticas. Ármate con laurel, tomillo, zanahoria, apio, tomate y lo que se te antoje para lograr una sopa increíble que además podrá servirte como fondo para otras preparaciones.

INGREDIENTES (DOS LITROS DE CALDO)

  • 2 kilos de huesos de tuétano, cola, patas, articulaciones o costilla de res
  • 4 litros de agua
  • Hojas de laurel
  • 3 ramas de apio
  • 1/2 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 2 jitomates
  • Ramas de laurel y tomillo seco
  • Sal de mar
  • ¼ taza de vinagre de manzana

PROCEDIMIENTO

  1. Colocar todo en la olla y dejar reposar una hora sin calor.
  2. Picar el apio, la zanahoria, la cebolla y el jitomate en trozos de tamaños iguales.
  3. Para hacer en estufa: hervir todos los ingredientes fuego alto durante veinte minutos. Destapar, quitar espuma, tapar nuevamente y cocinar a fuego bajo entre 4 y 6 horas.
  4. Para olla de cocción lenta: cocinar a temperatura alta hasta que hierva, destapar, quitar espuma y bajar para que se termine de concentrar durante 12 horas más.
  5. En olla express: cocer todos los ingredientes durante dos horas a partir de que se genera la presión.
  6. Para terminar cualquier método, colarajustar sazón, colar y servir.

Una opción para dejarlo muy espeso es quitar los huesos y la carne de res y licuar todo lo demás. Para servir, reincorporar la proteína animal y decorar con cebolla picada y cilantro.

Si tienes dudas acerca de cuánta sal agregar, piensa más o menos en cinco pizcas de sal de grano. Al final tendrás la oportunidad de agregar más si es que le falta.