drag_handle

Zarzaparrilla, una bebida típica en Veracruz hecha de raíces

Por Érika Choperena (@eri_hope)

A pesar de la introducción de especias, animales y otros alimentos a México a partir de la conquista, aún podemos jactarnos de tener ingredientes que le regalamos al mundo como el jitomate, el maíz y la no tan conocida zarzaparrilla que, aunque no lo creas, fue un sabor precursor al refresco de cola más famoso del mundo.

El primer puerto del país fue Veracruz, de hecho, este año está celebrando los 500 años de su fundación. Aquí fue entrada y salida de ingredientes de México hacia el mundo. 

Pero, ¿a qué viene esto? El origen y los ingredientes exactos son inciertos, sin embargo, una de las tantas teorías acerca de lo que inspiró el refresco de cola más vendido del planeta es el sabor de la zarzaparrilla, originaria de Veracruz.

También te puede interesar:

-Mujeres de humo, las cocineras tradicionales de Veracruz.

-Café de Veracruz, un tesoro nacional con denominación de origen.

Una planta con rizoma

En algunos municipios del estado de Veracruz tomar zarzaparrilla es común, esto se debe a que el estado es productor de esta planta. Lo que se aprovecha es la raíz que si nos ponemos exigentes en realidad es un rizoma.

Esto quiere decir que este dulce producto se desarrolla de forma horizontal por debajo de la tierra, igual que sucede con ingredientes como el jengibre.

Lo que crece sobre la tierra se caracteriza por tener hojas triangulares y frutos rojos parecidos a las cerezas de los cafetos pero nada de esto se aprovecha.

Hay dos tipos. La negra o roja se da en Coatepec y la blanca o amarilla se da en los límites de Teocelo con Tlaltetela. Estos municipios se encuentran en el centro del estado. 

Las diferencias entre ambas son su color, sabor y textura y los pobladores que se dedican a la elaboración de las bebidas con zarzaparrilla siguen una estricta forma de extraerla.

Primero que nada, se debe hacer una excavación alrededor de la planta para ubicar el rizoma y se debe cortar solo desde la punta. ¿Por qué? Porque así seguirá creciendo y podrá cortarse al siguiente año.

La zarzaparrilla crece en las barrancas de algunos cerros de estos municipios en un clima cálido y normalmente entre los 700 y 1000 metros de altura. Entre los meses de febrero a marzo es cuando sucede la extracción de la raíz.

zarzaparrilla
Planta de zarzaparrilla.

¿Cómo se hace la zarzaparrilla?

La bebida que nace a partir de la zarzaparrilla lleva este mismo nombre y se dice que se hace desde hace más de 100 años. De acuerdo con la Universidad Veracruzana esta planta es nativa de México.

Si visitas alguno de los municipios del centro del estado notarás que es una bebida común que ofrecen con la misma popularidad que un agua fresca o un refresco. Teocelo, Tlaltela y Jalcomulco son los lugares en donde más puedes encontrarla. 

La descendencia de Don Manuel Flores Hernández, originario de Veracruz, le adjudica a él la creación de esta bebida como la conocemos hoy en día. Su hijo, Artemio Flores Sid, la sigue produciendo y vendiendo embotellada. En restaurantes y fondas la sirven a granel, por vaso, tarro o litro.

Para prepararla se debe dejar secar el rizoma ya cortado en trozos entre 15 y 20 centímetros por alrededor de 15 días. Una vez lista, se hierve con agua, y se complementa con una infusión de anís estrella y jengibre. Ya preparados los tres líquidos se juntan en un recipiente y se les agrega azúcar. 

Dependiendo del sabor puede dejarse fermentar por un periodo de 8 días más y tiene una caducidad de más o menos 12 días; el azúcar funciona como conservador. Normalmente se sirve fría y es muy refrescante y dulce.

Alrededor del mundo fue bastante popular en siglo pasado; en España se consumió mezclada con azúcar, miel y agua o una variante a la que se le sumó la coca de ahí que surgiera la historia del origen de este refresco que ahora es el más vendido a nivel mundial. 

Lee:

-Vino caliente: una receta reconfortante y especiada para tus posadas.

Con la zarzaparrilla también se prepara la famosa cerveza de raíz, solo que a esta preparación se le suman los cereales que permiten la fermentación dando un resultado con un volumen alcohólico bastante bajo, apenas alcanza el 3%.

A la infusión concentrada de la zarzaparrilla se le han adjudicado muchos y variados beneficios para el cuerpo; desde el reumatismo, los dolores gastrointestinales y el acné hasta como tratamiento para la pulmonía, los tumores y la sífilis.

Sin duda debemos hacer popular esta bebida no solo por su sabor dulce, también por todas sus buenas propiedades en el organismo.