#Receta: Costillas de cordero con puré naranja y verde - Animal Gourmet
Animal Gourmet
Recetas

#Receta: Costillas de cordero con puré naranja y verde

El cordero es un ingrediente frecuente en la cocina de la región del Mar Mediterráneo y también es muy apreciada en la India. Para prepararla debes tomar en cuenta algo muy importante: como su carne es más tierna se cocina más rápido en comparación a los cortes de res por lo que es importante estar muy pendiente de ella durante su preparación.

Ahora que estás avisado, te proponemos una receta para que disfrutes de esta deliciosa carne:

Ingredientes (para 4 personas)

18 costillas de cordero individuales

Hojas de menta fresca

1 ramita de tomillo

1 echalote picado finamente

Aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

3 camotes anaranjados

500 gramos de chícharos congelados

Un cuarto de taza de Bourbon

Un cuarto de barra de mantequilla

Procedimiento

Marinar en una bolsa con cierre hermético las costillas de cordero previamente rebanadas individualmente, con tres cucharadas de aceite de oliva, 10 hojas de menta fresca, tomillo, echalote y pimienta, y refrigerar por 24 horas. Marinar es un arte y si son 12 horas está muy bien, pero si son 30, ¡mucho mejor!

En una parrilla o sartén bien caliente, asar las costillas un minuto por cada lado agregando un poco de sal para sazonar. El término de la carne debe ser “rosa”, es decir, una carne suave y rosada ideal para el cordero. Tratándose de poco tiempo de cocción vale la pena adelantar con los purés que sugerimos y tenerlos bien calientes mientras las costillas asadas “reposan” durante tres minutos cubiertas con papel aluminio para que los jugos de la carne se distribuyan.

A nosotros nos encanta acompañarlas con puré de camote, preparado con los camotes pelados y cocidos al vapor para después hacerlos puré con un procesador o a mano, y agregando ¼ de taza de Bourbon, ¼ de barra de mantequilla. Salpimentar al gusto.

El segundo puré, el verde, fácilmente se prepara con los chícharos congelados, pasándolos por agua hirviendo durante cinco minutos sólo para descongelarlos y luego procesarlos y sazonarlos con sal y pimienta para obtener un puré bien verde y homogéneo.