Manual básico que te ayudará a cuidar tus cuchillos en casa
Animal Gourmet
Menú del díaTips

Manual básico para cuidar tus cuchillos

cuidar tus cuchillos

Si ya te iniciaste en el arte de la cocina y te hiciste de unos buenos cuchillos, sabemos que no fue una inversión menor.

Comprar utensilios buenos es caro y para que te duren mucho te damos unos tips para cuidar tus cuchillos.

Antes de cualquier cosa

Para saber cómo darle mantenimiento es importante saber de qué está hecho tu cuchillo.

Los cuidados en general son los mismos, pero dependiendo del material tendrá una que otra especificación.

Los más recomendables están hechos de acero inoxidable, pero existen de cerámica y aluminio.

Practica picar antes de querer hacerlo más rápido. Tómalo con calma y recuerda que los cuchillos son grandes aliados en la cocina, pero también todos nos cortamos al principio.

Para no cortarte coloca el dedo pulgar en la parte más lejana al ingrediente como impulsándolo al cuchillo y dobla los otros dedos en forma de garrita deteniéndolo. Guíate en los nudillos para evitar accidentes.

Usa cuchillos con los que te sientas cómodo. Si tienen la hoja más larga, el recorrido del cuchillo en la tabla al picar será mayor.

Procura cortar en un solo movimiento para que tus ingredientes queden con mejor presentación.

Te puede interesar:

El filoso arte de crear un cuchillo

10 utensilios de cocina que debes tener para inicarte en el mundo culinario

Lávalos bonito

Te recomendamos no meter los cuchillos al lavavajillas. El movimiento puede maltratar el filo y además pueden quedar marcas de gotas o jabón.

La manera ideal de lavarlo es con una esponja que no haga rayones.

Utiliza agua, jabón y muy poquito cloro para que quede súper limpio. Inmediatamente después sécalo con un trapo para que no se manche.

Filo adecuado

cuidar tus cuchillos

El filo es lo más importante de un cuchillo.

Algunas marcas te van a garantizar cierto tiempo de afilado después de comprarlo, pero es necesario que te hagas de una chaira, piedra o cualquier utensilio para dar mantenimiento.

Ninguna hoja de cuchillo se afilará si el material del afilador es más endeble que la hoja, por eso compra afiladores hechos de materiales duros como piedra, granito o acero.

Si quieres darte un lujo, incluso hay afiladores hechos con polvo de diamante.

Existen muchísimas opciones de afiladores, desde lo más primitivo hasta los más elegantes.

Para cuchillos de acero inoxidable te recomendamos una chaira o una piedra de afilar. Hay que mojarla antes de usarla para no rayar la hoja del cuchillo.

Cuando estés sacando filo te recomendamos hacerlo con fuerza pero con cuidado para no maltratar el cuchillo.

Los afiladores de a pie -esas personas que van en una bici por la calle- utilizan un mecanismo de mucha fricción que lastima la hoja y puede echarla a perder.

También lee:

7 gadgets que te harán la vida más fácil en la cocina

Tres grandes inventos: cuchara, cuchillo y tenedor

Los cuchillos solo son para cortar

No es un machete, no es un aplanador, no es un abrelatas.

No intentes partir huesos de animales con él ni abrir nada con él; es más probable que te lastimes a que logres tu misión.

Cuando cortes procura generarte el hábito de hacerlo con el cuchillo a 90º de la tabla. Esto hará que dure más el filo y que tus ingredientes queden más parejitos.

Usa tablas para picar

cuidar tus cuchillos

Además de ser higiénicas, las tablas para picar tienen la función de cuidar tu cuchillo.

Si cortas directo en superficies más duras (como mesas de acero, granito o mármol) la hoja se desgastará más rápido y perderá el filo.

Te recomendamos tablas de plástico o madera.

Guárdalos bien

La mayoría de los cuchillos vienen con un estuche o cubierta cuando los compras.

No la tires, si los guardas así vas a evitar rayones y fricción al contacto con otros utensilios. También te va a ayudar a mantener la limpieza y el orden.