Tres formas de preparar cebollas caramelizadas
Animal Gourmet

Aceptémoslo. Hay detalles que son muy sencillos de hacer y que transforman en extraordinarios los platillos ordinarios. Un truco común es saber preparar cebollas caramelizadas y te lo queremos compartir.

Desde hamburguesas hasta cortes, el toque dulzón de unas buenas cebollitas hace equilibrio perfecto con carnes rojas, cerdo e incluso pollo. Nunca creerías que un detalle que mejora tanto fuera tan sencillo de preparar.

Te puede interesar:

15 trucos de cocina que harán tu vida más fácil

¡Otra oportunidad! Cinco recetas para aprovechar los jitomates maduros

Las mejores ideas para usar cebollas caramelizadas

El sabor de las cebollas caramelizadas va con prácticamente todo, incluso podrías utilizarlas como postre si te ves muy temerario. Te tenemos nuestros usos favoritos:

  • Encima de una rueda de queso brie -mejor si está hojaldrada- calientita.
  • En una maravillosa sopa de cebolla.
  • Como guarnición de un filete de res con reducción de jugo de carne
  • Para acompañar hamburguesas y hot dogs.
  • En una pizza con higos y queso azul (te recomendamos gorgonzola o cabrales)
  • En un crostini con queso mascarpone, ricotta o crema.
  • Acompañando helado de vainilla y crumble de galletas.
  • En una quiche con jitomates deshidratados y queso de cabra

Pero antes, algunos tips

  1. No te dejes guiar por el volumen de las cebollas crudas. Cuando se caramelizan se reducen aproximadamente hasta el 70%.
  2. Utiliza siempre fuego bajo. Será más tardado pero las azúcares propias de la cebolla se caramelizarán mejor sin quemarse.
  3. Los distintos tipos de cebolla también varían en la cantidad de azúcar que tienen, por lo que funcionan mejor las moradas y las amarillas.
  4. Piensa en las cebollas caramelizadas como un lienzo en blanco para agregar distintos aromas. Nos encanta agregar vino o destilados y tampoco van nada mal con hierbas de olor.
  5. Mueve constantemente mientras las cocinas. De otra forma, se pegarán al sartén y tendrán sabor amargo.
  6. Sabrás que están listas cuando no tengan líquido pero no se hayan secado. La textura debe ser húmeda.
  7. No te las comas inmediatamente después de prepararlas porque el caramelo caliente puede quemar fuerte. Déjalas reposar por lo menos 5 minutos.
  8. Te recomendamos cortar las cebollas en juliana delgada para que se vea más bonito y la cocción sea pareja.

Tres recetas para que elijas la que más te gusta

Receta básica de cebollas caramelizadas

cebollas caramelizadas

Ingredientes (4 porciones)

  • 2 cebollas blancas
  • 2 Cucharadas de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 Cucharada de miel de abeja
  • ½ taza de caldo de pollo

Procedimiento

  1. En un sartén, derretir la mantequilla a fuego bajo.
  2. Picar las cebollas en juliana y acitronar en el sartén hasta que se vuelvan transparentes.
  3. Agregar la miel de abeja hasta que se disuelva completamente.
  4. Incorporar el caldo de pollo y dejar reducir a seco. 
  5. Sazonar y servir.

Cebollas moradas caramelizadas con vino tinto

cebolla morada

Ingredientes (4 porciones)

  • 2 cebollas moradas
  • 2 Cucharadas de mantequilla
  • 1 Cucharada de vinagre balsámico
  • 1 Cucharada de miel de abeja
  • ½ taza de vino tinto
  • c/s de sal

Procedimiento

  1. En un sartén, derretir la mantequilla a fuego bajo.
  2. Picar las cebollas en juliana y acitronar. Cuando comiencen a cambiar de color, agregar el vinagre balsámico y la miel de abeja.
  3. Incorporar el vino tinto y dejar reducir a seco.
  4. Sazonar y servir.

Cebollitas cambray caramelizadas al vino blanco

crock pot

Ingredientes (4 porciones)

  • 3 manojos de cebollitas cambray sin rabo
  • 4 Cucharadas de mantequilla
  • 2 Cucharadas de miel de abeja
  • 1 taza de vino blanco
  • ½ taza de caldo de pollo
  • c/s de sal y pimienta blanca

Procedimiento

  1. Calentar un sartén a fuego bajo con la mantequilla.
  2. Quitar rabo a las cebollas y saltear en el sartén hasta que comiencen a tomar un color blanco brillante.
  3. Agregar la miel de abeja, el vino blanco y el caldo de pollo.
  4. Dejar cocinar por aproximadamente 20 minutos o hast que esté completamente reducido el líquido.
  5. Sazonar y servir.