Animal Gourmet
INGREDIENTESMenú del día

Los beneficios de las espinacas y cinco recetas para la vida diaria

Por Animal Gourmet

A diferencia de la lechuga, la espinaca es un tipo de hortaliza con un sabor más potente que va más allá de un acompañamiento vegetal para cumplir con la ración nutritiva de tus platillos. Su frondoso verde oscuro con ligero sabor amargo y terroso protagoniza grandes recetas, desde ensaladas y pastas, hasta cremas, salsas, batidos y jugos, pero es la bomba de nutrientes en cada hoja que hace de las espinacas un alimento atesorado para una alimentación saludable.

A continuación te compartimos algunos beneficios de esta hortaliza:

Control de la diabetes

Las espinacas contienen un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico, que ha demostrado reducir los niveles de glucosa, aumentar la sensibilidad a la insulina y prevenir los cambios inducidos por el estrés oxidativo en pacientes con diabetes.

Los estudios sobre el ácido alfa-lipoico también han mostrado disminuciones en neuropatía periférica y neuropatía autónoma en diabéticos y pacientes con cáncer.

Previene problemas de la vista

La luteína y la zeaxantina son antioxidantes importantes que tienen un papel vital en la protección de la mácula, la parte de la retina del ojo encargada de percibir el detalle de las cosas que vemos. Investigaciones sugieren que las espinacas pueden desempeñar un elemento prevención de problemas de la vista relacionados con la edad, como la degeneración macular.

Reduce riesgos de presión arterial alta

Debido a su alto contenido de potasio, el consumo de espinacas es recomendable para personas con presión arterial alta porque ayudan a reducir los efectos del sodio en el cuerpo. Una ingesta baja de potasio puede ser  un factor importante de riesgo para desarrollar hipertensión, así como una ingesta alta de sodio.

La espinaca es también una poderosa fuente de folato, lo cual puede mantener la presión arterial baja reduciendo el riesgo de accidentes cerebrovasculares. El folato también parece reducir el riesgo de cáncer de pulmón en exfumadores, según algunos estudios.

Mucha vitamina K

La espinaca  proporciona una rica fuente de vitamina K o filoquinona, para términos más serios. Beber jugo de espinaca, por ejemplo, aumenta enormemente la ingesta de este nutriente. La vitamina K ayuda a regular la coagulación de la sangre y permite que el cuerpo forme coágulos de sangre después de una lesión, permitiendo que esta sane. Cada onza de jugo de espinaca puede  proporcionar alrededor de 156 miligramos de vitamina K, más que la ingesta diaria recomendada para hombres y mujeres, según el Instituto Linus Pauling.

Sin embargo, en el caso de personas que toman medicamentos anticoagulantes es importante consultarlo con un medico ya que los niveles altos de vitamina K  pueden afectar la eficacia del medicamento.

Alto contenido en hierro

El hierro es un mineral particularmente importante para las mujeres que menstrúan y los niños y adolescentes en crecimiento, incluso para pacientes con anemia. En comparación con la carne roja, la espinaca proporciona menos calorías y grasa y al mismo tiempo es una excelente fuente de hierro. Este nutriente es un componente de la hemoglobina que transporta el oxígeno a todas las células del cuerpo, necesario para la hemostasis del cuerpo.

Además, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), una porción de 100 gramos de espinaca tiene 28.1 microgramos de vitamina C, el 34% de la recomendación diaria.

Comerla todos los días es fácil ya que su sabor es muy versátil. Puedes utilizar esta jugosa hortaliza como ingrediente principal -una crema de espinacas, por ejemplo- o para complementar otras recetas como un rico omelette de espinacas para el desayuno. Aquí te compartimos algunas para cargarte de nutrientes diariamente.

Huevos pochados con espinacas

La yema se desparrama e inunda el plato, se mezcla con las espinacas de esta preparación y desata sensaciones indescriptibles. ¿Lo imaginas? Ahora pruébalo.

Canelones rellenos de requesón y espinacas

Pastel de espinacas, queso de cabra y piñones

Cuando escuchas la palabra “pastel” seguro piensas en una delicia esponjosa y dulce, quizá de vainilla o, mejor aún, de chocolate, pero rara vez imaginas algo salado, ¿cierto?

Omelette de claras con espinacas 

Lasagna de bolgnesa con espinacas 

No puedes perderte de preparar este delicioso platillo para cualquier ocasión y sorprende a tu familia, pareja o amigos.

Deja tu comentario: