drag_handle

Parece lo mismo pero no es igual: la diferencia entre especias y condimentos

Por Animal Gourmet

Las especias, las hierbas y los condimentos son joyas de la cocina mundial; muchos sabores se pueden realzar, combinar o mejorar con ellas. Es importante saber que aunque podemos confundirlas no son iguales.

Las especias siempre son de origen vegetal e incluyen tallos, bulbos, hojas, flores, frutos y semillas. Algunos ejemplos son el comino, azafrán, clavo, cilantro o nuez moscada.

Sin duda los indios son expertos en el tema, basta ver los platillos y la gran variedad que utilizan en su comida tradicional; los masalas son ya parte de su cultura y vida diaria.

Las 5 especias chinas también son un clásico, es una mezcla que conjuga todos los sabores, dulce, ácido, amargo, salado y umami.

También te puede interesar:

-La guía que necesitabas para empezar a usar especias.

-Especias básicas de la cocina mexicana.

¿Entonces son especias o condimentos?

Todas las especias son condimentos pero los condimentos no son solo especias, abarcan mucho más. Pueden ser de origen vegetal, mineral e incluso animal.

En pocas palabras, un condimento es la mezcla de especias, salsas, jarabes, vinagre, extractos o esencias pero también la sal, el limón, la cebolla o el ajo combinados.

Pueden ser cualquier ingrediente que realce un platillo. La catsup o la mostaza, las salsas con las que acompañamos nuestros taquitos se pueden considerar condimentos. También los masalas y las 5 especias chinas.

Especias y condimentos
Los condimentos son ingredientes que realzan el sabor de un platillo, entre ellos la mezcla de especias. // Foto: Especial.

Las más populares

Existen algunos condimentos que son toda una tradición en distintos países y ya están preparados. En el supermercado es común ver frascos con mezclas ya hechas como la sal con ajo

Las marcas comerciales tienen ya sus propias mezclas ya comprobadas pero perfectamente las podemos hacer en casa.

Te dejamos los condimentos más conocidas y que puedes usar mejor en tu cocina para darle una mejoradita a todas tus preparaciones. ¡Ya no más sazonadores artificiales ni glutamato monosódico!

  • Polvo de cinco especias: hay al menos dos versiones de este condimento chino. El primero tiene canela china (también conocida como cassia), anís estrellado, semillas de anís, jengibre y clavo de olor. La segunda versión lleva pimienta sichuán, anís estrellado, cassia, clavo y semillas de hinojo.
  • Salsa Barbecue: esta es una mezcla de jugo de naranja, jitomate, vinagre, picantes y azúcar.
  • Masala: no existe un único masala, hay tantas variedades como nos dé la imaginación. Es una mezcla de especias indias que funciona como base para la elaboración de curry.
  • Masala chai: es uno de los más conocidos que al agregarle té negro es el famoso chai que tomamos en las cafeterías. Esta mezcla debe llevar al menos 5 de las siguientes especias: canela, jengibre, anís estrellado, cardamomo, clavo y pimienta.

Lee:

-Hierbas de olor para cocinar: 26 variedades y cómo las puedes utilizar.

  • Tandoori masala: debe llevar al menos comino, ajo, cilantro y alhova (una planta que se encuentra en Asia y Europa).
  • Salsa hoisin o negra: utilizada en la comida china para bañar por ejemplo los rollitos primavera o las preparaciones con cerdo. Lleva soya fermentada, ajo, vinagre y chile.
  • Bouquet garni: proviene de la comida francesa y está compuesto de hierbas. Este manojo tiene hojas de laurel, perejil y tomillo como base. Se puede añadir estragón, albahaca o romero.
  • Hierbas provenzales o herbes de provenze: también provienen de la gastronomía francesa. Tiene una gran cantidad de hierbas secas como tomillo, lavanda, orégano, mejorana, albahaca, romero, estragón y laurel.
  • Togarashi: mezcla de chiles japoneses con ajonjolí, sal y a veces polvo de algas.
  • Sriracha: esta salsa es muy tradicional de la cocina japonesa. Es una mezcla de chiles fermentados, jitomate, vinagre, ajo, azúcar y sal.

Recuerda que si utilizas condimentos a base de especias solamente es preferible adicionarlos mientras cocinas para hacer que los sabores tengan más permanencia.

Si el condimento es a base de hierbas lo puedes colocar en la recta final de tu preparación.