Café de Nayarit, el que se toma en la Casa Blanca - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial

Nayarit es un estado con una de las tierras más fértiles del país; la naturaleza da frutos como maíz, maguey y caña. Entre todo el esplendor también resalta el café nayarita que aunque es poco conocido a nivel nacional, incluso los presidentes de Estados Unidos lo beben en la Casa Blanca.

Este es un estado pequeño en territorio pero rico en minerales y nutrientes para su suelo. Tiene costa y sierra, incluso un volcán que si bien no ha hecho erupción desde 1870 no se ha considerado inactivo.

También te puede interesar:

-México de café: los 14 estados productores de nuestro país.

-Cinturón de café: las mejores regiones del mundo para cultivarlo.

El café nayarita

El territorio de Nayarit solo representa el 1.4% de todo el país, una gran respuesta a que no haya más hectáreas de cultivo. 

En México existen dos estados cuyo café cuenta con denominación de origen, Chiapas y Veracruz; éstos son los principales productores a nivel nacional con el 41% y 24%, respectivamente.

En total hay 484 municipios productores, aunque solo 74 de ellos hacen más del 70% del total (y justamente se encuentran en estos dos estados). Sin embargo, Nayarit tiene condiciones óptimas para el cultivo de este grano.

El volcán del Ceboruco, además de contar con litoral, es considerado uno de los responsables directos para los minerales del suelo. Otra consideración importante es que Nayarit se encuentra dentro del cinturón del café.

En este estado el café se cultiva en los municipios de Xalisco (principal productor), Compostela, Tepic, San Blas, Tepic, Rosamorada, Acaponeta y Santiago Ixcuintla.

Es importante tomar en cuenta que para que los cafetos se desarrollen mejor es necesario que otros árboles los protejan; en Nayarit los plátanos y el aguacate son una gran sombra y apoyo.

Café de Nayarit café nayarita
Piedra volcánica que cubre las faldas del volcán Ceboruco; una gran fuente de minerales para el suelo nayarita. // Foto: Érika Choperena.

Lee:

-¡También hay café de Colima! Es delicioso y se produce en las faldas del volcán de fuego.

En 2014 hubo una plaga de roya, un hongo que infecta diversas plantas como los cafetos. Nayarit no quedó exento, sin embargo, uno de los productores de Compostela, Don Rigoberto García, descubrió a una especie había sobrevivido a la enfermedad: la varietal catimor.

A partir de ahí y como se ha hecho con el maíz y el cacao, se pueden desarrollar especies híbridas más resistentes a la plaga con la calidad que aporta el suelo.

En el estado además de esta especie se siembra la varietal Costa Rica 95 y sarchimor.

Gracias a las características del suelo nayarita, el café se puede manejar con dos procesos: el lavado y el natural o seco. El primero usa tinas de agua para despulpar el fruto mientras que el segundo consiste en dejar secar las cerezas al sol hasta que sea fácil despulpar.

Dependiendo del proceso elegido el café tomará propiedades organolépticas específicas. Eso sumado a los árboles de los que esté rodeado y la altura en que se siembre hace al café de Nayarit único.

Otro dato que no se debe pasar por alto es que este es el último estado en el norte del hemisferio en producir café. Esto deriva en que sus cerezas tarden más en madurar y de esta manera desarrollen todas sus características al máximo.

Sus azúcares lo hacen un café de sabores afrutados, con aroma floral y cuerpo completo.

Café de Nayarit café nayarita
Una cantidad pequeña se distribuye en el país, la mayor parte se exporta a Estados Unidos. // Foto: Érika Choperena.

Hasta la Casa Blanca

El café de Nayarit se puede jactar de ser uno de los más famosos a nivel mundial por ser el elegido para beber en la Casa Blanca. ¿El responsable? Jim Kosalos

Él es copropietario de la marca importadora de granos de café San Cristóbal Multimercados.

Mientras se encontraba de vacaciones en Vallarta tomó café nayarita; con prisa se dirigió a la tierra de origen de los granos que fue nada menos que en el municipio de Xalisco, específicamente a las montañas del cerro de San Juan en el poblado de El Malinal.

Pronto comenzó las negociaciones para exportarlo Estados Unidos en los tiempos de George W. Bush padre y a partir de ahí es el café que se toma en la Casa Blanca.