10 Tips para preparar huevo cocido y tibio en el punto perfecto
Animal Gourmet

¿Te gusta tibio? ¿Qué tal duro? Aunque el huevo cocido es de lo más sencillo de preparar, darle el tiempo justo y tener cuidado a algunos detalles es elemental.

Aprende a prepararlo y dejarlo en el punto exacto que te gusta para rellenar albóndigas, de desayuno o también como una colación a media mañana.

Tiene la enorme ventaja de ser un alimento sumamente saludable: tiene aproximadamente seis gramos de proteína pura y grasas que son benéficas para tu cuerpo; además, es una excelente fuente de vitaminas y minerales. Todo esto en una pieza de 50 gramos.

huevo cocido
Cuando el huevo es tibio, la yema queda cremosa y va perfecto con una pizca de pimienta negra.

El huevo tibio se diferencia del cocido por tener la yema más cruda. Es cremosa, dulzona y con una textura muy especial parecida a la de los estrellados.

Te puede interesar:

Murlota: la magia de consumir huevo orgánico y apoyar el trabajo de las mujeres

Así se comen los huevos en 15 países del mundo

10 Tips para preparar huevo cocido

  • Siempre parte de agua hirviendo. Iniciar la cocción en agua templada le quita la precisión que se necesita para que quede exacto.
  • Un huevo fresco nunca va a flotar, motivo por el cual es una mala idea aventarlos a la olla así como así. Utiliza una espumadora o cuchara para que no se rompa el cascarón mientras está crudo.
  • Si agregas sal al agua de cocción no cambiará en nada el sabor, sin embargo, la sal creará una reacción química con el calcio del cascarón y será mucho más fácil de pelar.
  • Lo más importante que debes saber para tener un huevo cocido perfecto es que el tiempo es oro. Un minuto más de calor puede cambiar completamente la textura que estás buscando.

Para huevos tibios más tiernos cuenta cinco minutos desde que lo introduces al agua.

Huevos tibios medios llevan de seis a siete.

Un huevo cocido tardará 12 minutos en agua hirviendo para quedar completamente cuajado sin desarrollar esa capa negra desagradable entre la yema y la clara.

huevo cocido
Siempre comienza con agua hirviendo e introduce los huevos con mucho cuidado para no romper la cáscara.
  • Siempre ten a la mano un recipiente con agua y hielo para cortar la cocción del huevo una vez que salga del hervor. De esta forma no tendrás sorpresas.
  • Puedes saber que un huevo está completamente cocido si al sacarlo del agua y cortar la cocción lo giras como trompo y el movimiento es ágil.
  • Para quitar el cascarón más fácilmente te recomendamos colocar los huevos entre un trapo y moverlos enérgicamente. Este tip sólo aplica para cuando están completamente cocidos.
  • La mejor manera de comer un huevo tibio es colocarlo -con todo y cascarón- en un recipiente y con una cuchara hacer un pequeño orificio en la parte superior. 
  • Una vez abierto, al huevo tibio habrá que sazonarlo -sal y pimienta como básico; salsa inglesa, picante o hierbas aromáticas para algo más rico- y disfrutar la textura cremosa de la yema.
  • Si vas a utilizar el huevo cocido para decorar ensaladas o hacer preparaciones más elaboradas, te recomendamos cortarlo con un cuchillo mojado. Esto hará que la yema no se rompa.

Si le estás echando ganitas a tu desayuno, mira estos tips para preparar huevos benedictinos

Tags : Huevo