drag_handle

Esta pizzería es atendida por cuatro amigos con síndrome de Down

Por Érika Choperena

La oferta laboral es un tema complejo y más cuando se sufre una discapacidad como el síndrome de Down; sin embargo, los cuatro primeros integrantes de Los Perejiles tomaron al toro por los cuernos y decidieron emprender esta pizzería que tiene ya más de tres años. 

Mateo, Franco, Mauri y Leandro son unos amigos argentinos con este padecimiento y crearon una empresa que prepara pizzas y las sirve en eventos.

El 11 de julio del 2016 comenzó esta aventura con ayuda de Leandro López, coordinador del programa Sumando. Trabajar en la autonomía de los cuatro era fundamental y se dedicaban a desarrollarla todos los días después de sus clases escolares; con el tiempo aprendieron a usar el transporte público, preparar comida y hasta pasar la noche en casa de amigos.

Síndrome de Down y Los Perejiles

Leandro y los padres de este cuarteto de amigos fueron fundamentales para que naciera el proyecto. El nombre, además de referirse a esas ramitas que le dan tanto sabor a nuestra comida tiene otro significado en Argentina; allá un perejil es alguien poco astuto aunque paradójicamente, la astucia fue una de sus más grandes cualidades.

Comenzaron con un evento para cincuenta personas en donde prepararon las pizzas y además atendieron a sus clientes. Fue tal el éxito que pronto tuvieron que contratar a 4 personas más para crecer y emprender.

En su página de Facebook registraban todos los eventos a los que asistían y para septiembre de 2018 ya sumaban 361. Este 2020, Los Perejiles cumplen cuatro años de llevar buen sabor y servicio.

En entrevista con Gaby, la madre de Mateo, nos platicó un poco de lo que sucederá este año con Los Perejiles. Han tenido tanto éxito que abrirán un local para que los jóvenes se encuentren en una situación más cómoda para trabajar, aunque aún no tiene la fecha exacta de cuando comenzará este nuevo esquema.

Ahora, además de los 4 fundadores, cuentan con la colaboración de 15 personas más con Síndrome de Down buscando una independencia económica y una oportunidad laboral.

Gracias al buen recibimiento entre sus connacionales han viajado a distintos lugares dentro del país, desde la Patagonia hasta Catamarca.

A todas las actividades los acompañan dos coordinadores que son quienes manejan los hornos para la misma seguridad de Los Perejiles. Sin embargo, Mateo -quien era maestro pizzero desde antes de comenzar el proyecto- también es apto para hacer este trabajo.

Abriendo caminos

A la par de Los Perejiles, Mateo Kawaguchi tiene otro proyecto llamado Amasando Prejuicios en donde en equipo con el director de la escuela de pizzeros visitan empresas para concientizar y difundir información acerca de las capacidades de las personas con síndrome de Down.

Esto da luz a los equipos de personal para que se animen a contratar personas con discapacidad.

“La mayor satisfacción es cuando me encuentro con otras mamás con la misma situación de Mateo y salen adelante”

Gaby, madre de Mateo.

Los Perejiles y Leandro López han sido inspiración para más personas. Ahora están Las Golosas que son un grupo de mujeres con síndrome de Down que preparan postres y Nos sobran motivos, otro empredimiento que prepara comida gourmet, ambos también en Argentina.

Si crees que en México no existe algo similar estás muy equivocado. Córdica 21 es un cafetería-escuela en Guadalajara atendida por personas con síndrome de Down que a la vez de trabajar cuentan con capacitaciones.

Los Perejiles síndrome de down

El equipo de Los Perejiles afuera de la escuela. // Foto: Facebook.

Pizzas, empanadas y buen servicio

Aprender a hacer pizza -pero no cualquier pizza, sino una que enamorara a sus comensales- fue una gran clave para toda la difusión que logró dentro y fuera de su país Los Perejiles.

La rutina dictaba que los miércoles fuera el día de producción. Preparar masa, lavar, pelar y cortar ingredientes eran algunas de las actividades. Ese día también tenían su junta de logística para ajustar detalles en los eventos programados y saber quienes serían los encargados de ir. Esto está por cambiar con el nuevo local que están a punto de estrenar.

Entre el menú hay varios paquetes que perfectamente pueden ajustarse a los requerimientos de cada ocasión. Han servido para más de mil personas así que si hay algo que tienen es experiencia.

Estas pizzas son el alma de fiestas de cumpleaños, 15 años, bodas, eventos corporativos y van básicamente a cualquier lugar que quiera una buena rebanada -o varias-.

Lo argentino no falta en su menú y tienen las clásicas empanadas de carne, jamón y queso; hay focaccias saborizadas y con queso untable o brochetas. ¿Qué más se te antoja?

Por supuesto, la estrella de Los Perejiles es la pizza, no por nada tienen a un maestro pizzero enttre ellos. Hay sabores como roquefort, provolone, champiñones, 4 quesos y la tradicional caprese. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Los Perejiles (@losperejileseventos) el


Cada uno de los integrantes de Los Perejiles se coloca en la mejor actividad que desarrolla, desde preparar la pizza, entregarla o atender a sus clientes.

Página oficial

Facebook: @Losperejileseventos

Instagram: @losperejileseventos