13 recetas que te conviene aprender a cocinar si ya vives solo
Animal Gourmet
Menú del díaRecetas

13 recetas que te conviene aprender a cocinar si ya vives solo

recetas que debes aprender a cocinar

Independizarse es una de las experiencias más emocionantes, aterradoras y necesarias del mundo. Más aterrador es pensar en aprender a cocinar pero es una experiencia que vale completamente la pena.

Salir de la casa materna y paterna para aprender a sobrevivir con tus propios medios es -creemos- una de las pruebas máximas de la adultez.

Este proceso también comprende aprender a alimentarte adecuadamente. Aunque al principio creas que puedes sobrevivir de pizzas, atún en lata y cereal, pronto te das cuenta que es una terrible idea para tu bolsillo y tu salud.

Para ayudarte en este proceso te compartimos 13 comidas que te salvarán de la malnutrición.

Preparar huevos de diferentes maneras

recetas que debes saber cocinar

Antes de preparar huevos revueltos o estrellados asegúrate de que la sartén esté bien caliente y tener todos los ingredientes necesarios a la mano: aceite, sal, pimienta, queso y cualquier vegetal que quieras añadir.

Para enseñarte a hacer buenos huevos revueltos, nadie mejor que los chefs Anthony Bourdain, Gordon Ramsay y Jamie Oliver. Da click aquí.

Si lo que buscas es preparar una buena omelette necesitas cuidar dos elementos: la temperatura -debe ser bajita y muy controlada (se vale sacar y meter la sartén del fuego cuantas veces sea necesario)- y una sartén impecable.

Por favor compra una sartén decente y cámbiala en cuanto el fondo se vea quemado. Ya lo dijo la cocinera estadounidense Julia Child: “una omelette no puede hacerse bien en una sartén que se pegue”.

En este enlace tenemos una receta maravillosa y muy sencilla de omelette.

¿Lo quieres solo de claras? Aquí también tenemos una receta.

Ahora sí, ¿listo para graduarte en el arte de cocinar huevitos?

La manera más elegante -y muchos dicen, complicada- de hacerlo es preparar huevos pochados o escalfados (esos que generalmente van sobre un pan y se cubren con salsa holandesa para hacer benedictinos).

Aquí te enseñamos a lograrlo de tres maneras, aunque la más sencilla es cortar 30 centímetros de egapack, colocarlo en la boca de un vaso, abrir un huevo y dejarlo caer en el plástico.

Después carga la bolsita, dale vueltas al plástico que sobra para cerrarlo y deposítala en una olla con agua hirviendo durante cuatro minutos. Retira, quita el plástico y sirve sobre un buen pan.

Hacer chilaquiles

Desayunar chilaquiles en la comodidad de tu casa es la definición de perfección en fin de semana.

Aquí va una receta:

Ingredientes para la salsa (¡sí, la salsa es MUY importante!):

  • ½ cebolla asada
  • 2 dientes de ajo asados
  • 5 tomates verdes asados
  • 2 chiles morita limpios, asados e hidratados (si no consigues o no quieres morita, utiliza serranos)
  • 4 cucharadas de hojas de cilantro lavadas y desinfectadas
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 1 cucharada de aceite de oliva

*¿Quieres tu salsa más picosa? Agrégale más chiles.

Para los chilaquiles:

  • Una bolsa de totopos fritos u horneados, los que prefieras
  • Crema
  • Queso fresco
  • Cebolla en rodajas

Procedimiento

Colocar todos los ingredientes -excepto el aceite- en una licuadora, agregar un poco de agua y licuar hasta formar una salsa homogénea.

Calentar el aceite en una sartén y freír la salsa hasta que hierva.

Añadir los totopos a la salsa y cocinar a fuego bajo unos cinco minutos.

Servir los chilaquiles y coronarlos con crema, quesito y cebolla en rodajas.

Cocinar frijoles

como hacer frijoles

Tenemos que decirte la verdad: la primera vez que los hagas te puedes enfrentar a varias preguntas y cometer algunos errores, pero te compartimos una receta y unos trucos para que tus frijoles queden de leyenda (o, al menos, como los que cocinaba tu mamá, papá o tus abuelos).

En este enlace encuentras la receta y los consejos para cocinarlos con y sin olla exprés.

Si tienes poco tiempo para cocinar no dudes en invertir en una olla exprés (pero te advertimos: no son baratas).

Hacer caldo de pollo

Saber hacer un buen caldo de pollo te salvará la vida. Lo utilizarás para preparar diversas recetas -como sopita de fideo o una buena salsa para chilaquiles- y lo pedirás a gritos cuando estés enfermo de gripa o del estómago.

La receta que te compartimos la preparas en una hora, aproximadamente. Cuando el caldo se enfríe te recomendamos vaciarlo en varias bolsas resellables o en contenedores individuales para que puedas utilizarlo el día que gustes y en las cantidades que necesites.

Aquí encuentras la receta y 14 maneras de utilizarlo.

Hacer sopita de fideo

Para no extrañar la casa materna/paterna y la infancia es necesario saber cocinar una sencilla, pero rica sopa de fideo.

Esta receta supersencilla es del Recetario de sopas de Carmen Ramírez “Titita”, la creadora del restaurante mexicano El Bajío.

Preparar nopales

Además de exquisitos, los nopales son superbaratos, así que te salvarán de cualquier emergencia económica y serán tus mejores aliados en quincenas difíciles.

Haz esta ensalada.

Ingredientes

  • Una docena de nopales frescos
  • 2 jitomates
  • Un manojo de cilantro
  • Una cucharada grande de aceite de oliva
  • 1 cebolla fileteada (si encuentras cebolla morada, mejor)
  • 1 cucharada de vinagre
  • ½ cucharada de sal (o al gusto)
  • 50 gramos de queso añejo, Cotija o panela (el que quieras)
  • Aguacate

Procedimiento

Cortar los nopales en tiras y enjuagarlos (si lo haces al revés soltarán su característica baba y será más difícil cortarlos). Cocerlos en una olla grande durante 10 minutos o hasta que cambien de color verde vivo a verde oliva.

Escurrir el agua y dejar enfriar.

Una vez fríos mezclar con el resto de los ingredientes en un refractario o ensaladera. Dejar marinar durante una hora, mínimo.

Antes de servir, espolvorear con queso y aguacate.

Hacer ensaladas nutritivas

Aunque de pronto tengas tentación de vivir a base de alimentos ultraprocesados, ¡no lo hagas! Tu cuerpo merece que lo nutras con una alimentación saludable, por eso es muy importante aprender a armar ensaladas que realmente te gusten y no te aburran.

Una de nuestras ensaladas favoritas es la de verdolagas con queso de cabra que prepara la chef Liz Galicia del restaurante El Mural de los Poblanos. No temas, es muy sencilla.

Otra muy rica y completa es la vietnamita con fideos de arroz y verduras. Aquí está la receta.

¿Quieres más ideas? Aquí hay 12 recetas fabulosas.

Y si solo quieres una ensalada ultrasencilla con lechugas y espinacas, pero necesitas darle punch con buenas vinagretas, estas te convienen.

Cocinar vegetales

Algo que debes saber es que no todos los vegetales tienen el mismo tiempo de cocción ni el mismo resultado con el mismo método.

Te damos una pequeña explicación de cuánto tiempo se deben cocinar los vegetales y el secreto para que queden al dente.

Hacer una pasta fabulosa

Hay que aceptarlo: una buena pasta y una botella de vino (o dos, o más) es lo que necesitas para que tu cena entre amigos sea un éxito.

Antes de elegir la que quieras lee estos cinco consejos para cocinar adecuadamente una pasta.

Ahora sí, unas sugerencias. Da click en cada uno de los enlaces para ir a las recetas:

Pasta carbonara

Pasta romana de queso y pimienta

Pasta penne primavera

Pasta con salsa de jitomates asados

Pasta con espárragos y queso de cabra

Arroz blanco

Para empezar a cocinar arroz lo más recomendable es preparar el blanco. Una vez que domines la técnica podrás agregarle condimentos como cebolla, ajo o verduras en cubitos.

El principio básico: la receta de este plato es como una fórmula matemática, por cada taza de arroz que quieras hacer necesitas dos de agua.

Es decir, si quieres hacer una taza, pones dos de agua; si tienes dos de arroz, pones cuatro de agua; tres de arroz, seis de agua.

Aquí te compartimos la receta básica y por acá otra de arroz verde que lleva chiles poblanos y epazote.

Carne deshebrada

Ese saborcito casero del salpicón, tinga o ropa vieja es más fácil de hacer de lo que crees, solo necesitas paciencia y estas recetas.

Aquí tenemos cinco recetas para disfrutar la carne deshebrada de res y pollo. También hay una con hongos por si eres vegetariano y no te quieres quedar con las ganas.

Preparar carne a la parrilla bien hecha

Cuando hablamos de una proteína rica que complete tus comidas ni se te ocurra basar tu alimentación en latas de atún.

Lo más práctico es comprar filetes de pescado, pechuga de pollo o medallones de res y cocinarlos al sartén. La verdad es más fácil de lo que parece.

Procura que los cortes que compres sean delgados si eres principiante en la cocina.

Debes calentar el sartén con poco aceite antes de poner cualquier carne, así evitarás que se desjugue y quede correosa.

Antes de meter el pescado, pollo, puerco o res al sartén hay que sazonarlo. También es buena idea que te hagas de especias básicas como sal con ajo, romero, tomillo, pimienta y sal de grano.

Cuando sea pollo o cerdo tienes que asegurarte de que quede bien cocido. Clava un cuchillo en el centro y si está caliente ¡listo!

Preparar salsa verde

Aceptémoslo, todo con salsita sabe mejor. La verdad, algunas de las opciones que encontramos ya preparadas no saben como las caseras, por lo que hace falta algo que le dé ese toque a nuestros platillos.

Hacer salsa verde no es nada complicado. Con ayuda de una licuadora podrás tenerla en segundos. Aquí te va la receta:

Ingredientes

  • 1/4 kg de tomatillos verdes
  • 1 chile serrano
  • 1/2 manojo de cilantro
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Sal de grano
  • 1/4 taza de agua o caldo de pollo

Procedimiento

Poner en la licuadora todos los ingredientes.

Sazonar al gusto

¡Lista para servir!