Más que chapulines y gusanos: diez insectos que se comen en México
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial
HistoriasINGREDIENTESMenú del día

Más que chapulines y gusanos: conoce diez insectos que se comen en México

Por Animal Gourmet

En el aniversario de Manta ¡nos metimos hasta la cocina con Enrique Olvera!Tostada de insectos. // Foto: Paloma García Castillejos

Los ingredientes en nuestro país son diversos y abundantes. En el mundo de la entomofagia nos pintamos solos y es que, aunque los chapulines y los gusanos de maguey acapararon la atención, hay muchos más insectos que se comen en México.

Comer insectos despierta opiniones muy encontradas. Por un lado, es un alimento tradicional de los pueblos mesoamericanos que trascendió hasta hoy por lo especial de sus sabores y lo nutritivos que son.

Por otro, la cultura gastronómica ha puesto en mayor valor otro tipo de proteínas que resultan más amigables a la vista que los insectos.

Te platicamos de otras diez especies de insectos que puedes encontrar en diferentes latitudes de nuestro país. Atrévete a probarlos y quizás encuentres a tu proteína favorita.

Te puede interesar:

¿Se puede cocinar con harina de grillo?

Gusanos de maguey y chinicuiles, los reyes entre los insectos comestibles

Beneficios de comer insectos

Para mucha gente resulta difícil comerlos; por eso, su consumo ha sido visto como una mera curiosidad turística. Pero antes de hacerles el feo y evitarlos a toda costa, te tenemos algunos datos:

  • Por ser los primeros consumidores de la cadena alimentaria, se nutren de plantas y son de los animales más limpios que existen.
  • Son muy ricos en calcio, Vitamina B y Magnesio. Esto, además de su enorme proporción de proteínas y ácidos grasos poliinsaturados (es decir, grasa buena).
  • En comparación con la carne roja, los insectos contienen 10% más de proteína y son de mejor calidad.
  • Comparado con la crianza de vacas lecheras, los beneficios económicos que tiene un criadero de insectos son seis veces mayores.
  • Para la producción de insectos se necesita menos superficie terrestre y agua, sin deforestación y menos emisión de gases de efecto invernadero.
  • Para dimensionar la proporción de inversión y gasto contra la ganadería común, en 240 metros cuadrados de superficie se genera la misma cantidad de proteínas con chapulines que en 16 mil de vacas.
  • Los insectos son fáciles de digerir y mantienen su valor nutritivo en refrigeración o secos.

Los insectos que se comen en México

Acociles

Imagínate un camarón reducido a su mínima expresión. Los acociles son crustáceos de agua dulce que crece principalmente en la zona del Altiplano y en Veracruz.

Antiguamente se capturaban con unas redes hechas con fibras de maguey llamados ayates.

La manera más común de cocinarlos es en agua hirviendo aunque también se pueden poner al comal y al horno.

Son buenos para comerlos en tacos acompañados de cilantro, limón, salsa y aguacate. Otra muy buena opción es como botana para acompañar el tequila o el mezcal. 

Ahuautle

Se trata de las larvas de un mosquito o chinche acuática llamada axayácatl. Generalmente se colectan poniendo trampas de heno en la superficie de lagos y ríos y son una gran fuente de proteínas.

Se deben dejar al sol para que el resultado sea un polvo con huevecillos de menos de un milímetro de espesor. Actualmente sirve como sustituto de proteínas y también se puede agregar a las tradicionales tortitas que acompañan a los romeritos.

Tiene muchos usos: se pueden preparar mixiotes, tamales o mezclados con quelites y verduras.

Cuenta la leyenda que el emperador Moctezuma desayunaba todos los días estas larvas.

Tantarrias o Xamues

Oriundos de la Sierra Gorda de Querétaro y el Valle del Mezquital en Hidalgo, estos insectos se colectan a mano uno por uno y deben estar en su punto exacto para tener buen sabor. 

Son unos escarabajos de tamaño medio con manchas rojas en el cuerpo. El precio puede ser muy elevado porque la recolección es bastante compleja.

Para cocinarlos primero se deben desflemar en agua hirviendo para quitar una sustancia amarillenta que los hace amargos. Posterior a eso se tuestan o fríen para consumirse en tacos o mezclar en salsas martajadas.

En Querétaro se fríen con hierbas de olor y se agregan a una salsa de chile güero, xoconostle, ajo y sal. En Guanajuato también se prepara un mole de tantarrias que es endémico de la cultura otomí.

Por su tamaño y morfología, pueden ser uno de los más impresionantes insectos que se comen en México.

Hormigas Mieleras

A diferencia de la mayoría de los insectos, estas hormigas se utilizan para extraer miel que ellas mismas comieron. 

Lo que sucede es que esta variedad se alimenta de la melaza de ciertos árboles y concentra todo en su cuerpo que va creciendo conforme come.

Las cocineras tradicionales guanajuatenses atrapan a estos animalitos pero no los matan. Con mucho cuidado les exprimen esta miel que sirve como edulcorante natural.

Se utiliza en aguas frescas, helados, dulces y postres. Por el cuidado que hay que tener, es un producto muy alto en precio; sin embargo, el sabor característico que aportan las hormigas merece que te des un gustito y las pruebes.

Periquitos o toritos

conoce diez insectos que se comen en México

¿Alguna vez has visto esos escarabajos enormes negros con una especie de trompa parecida a la del rinoceronte? Pues estos insectos también se comen y les dicen periquitos.

Son típicos de Tlaxcala, Estado de México y Puebla; al recolectarlos los sumergen en agua hirviendo para evitar que se escapen y también para dar una primera cocción.

Aunque también se pueden comer crudos, la mejor forma de probarlos es fritos en manteca y mezclados con huevo para el desayuno.

En Tlaxcala son el ingrediente principal del Tatemado, un platillo donde se envuelven en hojas de maíz y se ponen a la brasa para después servirse en un taco con salsa martajada.

Hormigas Chicatanas

conoce diez insectos que se comen en México
chicatanas

Estas hormigas son tradicionales de Oaxaca pero también abundan y se les llama chícalas en el valle del Mezquital de Hidalgo. Éstas son de los más populares insectos que se comen en México.

La época de chicatanas se marca con la primera lluvia del año, que en algunos pueblos coincide con el día de San Juan (24 de junio). Justo antes de esta fecha es el mejor momento para cazarlas, pues el agua hará que sea mucho más difícil que salgan.

La forma más común de consumirlas es en salsa: se martajan en un molcajete junto con jitomate, chiles y especias.

El sabor de las hormigas recordará a tierra, humedad, humo y un poco de umami; es uno de los insectos más caros pues su temporada es bastante corta.

Sin embargo, los puedes encontrar todo el año en platillos como el elote tatemado con mayonesa de café y chicatanas del Molino El Pujol.

Cuetlas

conoce diez insectos que se comen en México

Las cuetlas son unas orugas que se desarrollan principalmente en Puebla y Guerrero. Se comen antes de que lleguen al periodo de madurez y se pueden distinguir por el color amarillo del cuerpo que se interrumpe con anillos negros y rojos.

Para comeros se deben descabezar y apretar de modo que quede vacío el aparato digestivo. Después de eso se hierven en agua con sal y se secan al sol.

Aunque lo más sencillo es comerlos fritos y crujientes en un taquito con guacamole, también se pueden mezclar con arroz, huevo o frijoles

Tiene un sabor muy similar al pescado y aporta algunos toques umami y de acidez.

Jumiles

conoce diez insectos que se comen en México

Una de las joyas de la gastronomía de Guerrero y el sur de Morelos es este animalito que tiene la peculiaridad de poderse comer vivo.

Esta costumbre está relacionada con la creencia de que las almas de los muertos regresaban a convivir con sus seres queridos y se comían para convivir con esa persona ausente.

Actualmente también se consumen tostados en un comal o molidos como sazonador. En Taxco se utilizan para preparar una salsa que acompaña carnes de caza como el armadillo.

Ek, la avispa mexicana

conoce diez insectos que se comen en México

En la selva Lacandona yace una de las pocas avispas mexicanas con la capacidad de producir miel. Las eks se capturan junto con su panal -para aprovecharlo todo- y se machacan y sazonan en un comal. Se acompañan con chile verde, limón y sal.

Se considera una comida de festejo ya que encontrar estos panales no es nada sencillo. Además de esto, los mayas lacandones cuidan su desarrollo para no comprometer a la especie ni a la miel que producen.

La mayoría de los insectos que se comen en México, como estas avispas, son de colecta artesanal. Es por eso que el precio puede ser muy elevado y su disponibilidad limitada.

Zatz, las larvas de la chicharra

conoce diez insectos que se comen en México
Foto: Deni Álvarez.

Estos gusanos viven en las cortezas de los árboles de Chiapas y justo ahí es donde se capturan. El sabor es herbal y deben limpiarse muy bien antes de comerlas.

Antiguamente se preparaban en barbacoa: se cavaba un agujero y con leña y piedras calientes se cocinaban lentamente envueltas en hojas vegetales.

Hoy en día se comen marinadas en limón y chile simojovel, una variedad fresca y pequeña del estado de Chiapas.