#RecetasLarousse Bollos con hierbas aromáticas
Animal Gourmet

Para preparar la hamburguesa perfecta se necesita un pan rico, esponjoso, consistente, pero al mismo tiempo con una textura de nube, además de carne, pescado o pollo de excelente calidad.

El libro Hamburguesas. Miles de combinaciones para crear la hamburguesa perfectade la editorial Larousse, te enseña a hacer cientos de hamburguesas, desde el pan, hasta la mayonesa, la cátsup, salsa de soya y otros complementos, siempre con sabor de hogar.

Lo interesante de este libro es que es interactivo, con 68 recetas. Tú eliges qué panes combinas con qué carnes, aderezos y complementos, ¡tú tienes la última palabra!

Para darte una probadita, aquí te presentamos la receta de unos bollos con hierbas aromáticas.

Si quieres de una vez armar tu hamburguesa, te recomendamos:

La hamburguesa perfecta, con mayonesa y cátsup caseras 

Hamburguesa de cerdo con queso manchego, miel y salsa de soya 

Hamburguesa de salmón con yogurt y eneldo

Hamburguesa de carne wagyu

Hamburguesa de lentejas

Ingredientes (para 5 panes)

  • 150 gramos de harina integral de trigo
  • 150 mililitros de agua
  • 2 cucharadas de esponja *
  • 150 mililitros de leche
  • 250 gramos de harina de trigo
  • 1½ cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de hojas de albahaca fresca, picadas
  • 2 cucharadas de hojas de orégano fresco, picadas
  • 2 cucharadas de hojas de perejil fresco, picadas

Esponja

  • 200 gramos de harina integral de trigo
  • 160 gramos de agua tibia
  • 2 gramos de levadura en polvo

Mezcle todos los ingredientes en un recipiente hasta obtener una masa homogénea y poco pegajosa; cubra el recipiente con plástico autoadherible y deje reposar la masa a temperatura ambiente entre 4 y 6 horas o hasta que haya triplicado su volumen.

Decoración

  • 1 huevo
  • ¼ de cucharadita de agua
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • Ajonjolí, avena o amaranto, al gusto

Procedimiento

Mezcle en un tazón la harina integral de trigo con el agua y la esponja; cubra el tazón con plástico autoadherible y deje reposar la masa a temperatura ambiente durante una noche; deberá duplicar su volumen.

Agregue a la masa fermentada la leche y la harina de trigo, mezcle con las manos hasta obtener una masa homo­génea y suave. Cubra la masa con plástico autoadherible y déjela reposar a temperatura ambiente durante 1 hora o hasta que duplique nuevamente su volumen.

Enharine ligeramente una mesa de trabajo y coloque encima la masa; presiónela ligeramente con los puños para desgasificarla y agregue la sal y las hierbas aromáticas. Amase durante 5 minutos o hasta que la sal y las hierbas se hayan incorporado de manera uniforme a la masa.

Cubra la masa con un trapo de cocina y déjela reposar nueva­mente durante 1 hora. Transcurrido este tiempo, doble la masa sobre sí misma, forme con ella una esfera, cúbrala con un trapo de cocina y déjela reposar 10 minutos más.

Divida la masa en 5 porciones de 140 gramos aproximadamente. Forme una esfera con una de las porciones de masa y aplánela hasta obtener un disco; vaya doblando la orilla del disco hacia el centro del mismo, estirándola y presionándola para que se fije en el centro y, una vez que termine de doblar toda la orilla, gire la masa sobre la mesa.

Cubra la esfera de masa con su mano y ruédela sobre la mesa presionándola ligeramente para obtener una esfera con una superficie lisa; y finalmente, colóquela sobre una charola cubierta con papel siliconado y aplástela con la palma de la mano. Repita este paso con el resto de las porciones de masa, dejando espacio entre ellas al acomodarlas en la charola. Cúbralas con un trapo de cocina y déjelas reposar entre 1 y 2 horas.

Bata el huevo con el agua y las pizcas de sal y de azúcar. Precaliente el horno a 230 ˚C y coloque una charola con un poco de agua en la parte inferior del horno.

Barnice los panes con el huevo batido y espolvoréelos con ajonjolí, avena o amaranto. Hornéelos entre 25 y 30 minutos o hasta que estén ligeramente dorados. Retire del horno y déjelos enfriar sobre una rejilla.