Romina Pizzería: el lugar de las buenas pizzas en Polanco
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial
LugaresMenú del díaPost

Romina Pizzería: el lugar de las buenas pizzas en Polanco

Por Paloma García Castillejos (@palomagcasti)

Romina Pizzería

Ya le estaba haciendo falta un lugar a Polanco con buenas pizzas para hacerle justicia al antojo. Un lugar acogedor, íntimo y donde vas a comer y beber bien; eso es Romina.

Si eres amante de la cocina italiana, seguramente habrás escuchado de Romina Ristorante. Aquí las pastas frescas y la nutrida cava de vinos hablan por sí mismos de la calidad, pero algo nuevo llegó con la misma esencia de lo que nos gusta.

La pizzería es un concepto nuevo -muy cerca del restaurante original- donde vas a encontrar lo mejor de la cocina italiana. La carta es pequeña pero muy bien lograda y nada ahí tiene desperdicio.

Te puede interesar:

Pasta, antojitos y buenos tragos: un tour gastronómico por la CDMX

La pizza napolitana ya es Patrimonio Intangible de la Humanidad

Para empezar

La familia Romina comenzó hace nueve años en una esquina en Polanco que, hasta el día de hoy, es de los contados lugares de la Ciudad de México donde puedes encontrar pasta hecha en casa.

Algo por lo que también se ha distinguido es por tener una selección de vinos más que especial. La bota itálica es el hilo conductor aunque también hay etiquetas del resto del mundo.

Para tener un lugar donde la cocina italiana brillara desde otro ángulo, Romina abrió una pequeña pizzería que integra lo mejor de la técnica, los vinos y los ingredientes mediterráneos.

Sabores versátiles y muy bien combinados, incluso en los platillos que no utilizan carne. Es accesible y pensado para que te sientas apapachado desde que cruzas la puerta.

Buenas pizzas y comida rica

Vinagre balsámico, aceite de oliva, pan, tomates, queso parmesano y vino son algunos de los productos con los que se nos hace agua la boca cada vez que pensamos en cocina italiana. 

Romina Pizzería

Para empezar te recomendamos hacerle un homenaje a tu antojo y pedir un carpaccio, ya sea de res o de portobello rostizado.

Este segundo tiene una textura suave y se nota en el sabor que pasó por una cocción muy cuidada. Viene acompañado de jitomatitos cherry, lajas de parmesano, reducción de balsámico y arúgula.

También hay ensaladas, paninos, entradas calientes y una opción de pasta. Aunque la cocina es pequeña, hay un horno de piedra que se encarga de que todo sea delicioso.

Hay  pizzas para todos los estilos, desde la clásica Margarita hasta opciones más elaboradas como la que trae cebollas caramelizadas sobre el queso y al salir del horno se corona con lajas de atún sellado. 

Romina Pizzería buenas pizzas

Desde que llega a tu mesa hay varias cosas que auguran éxito rotundo: la primera es el aroma increíble de todos los ingredientes. La segunda es la masa que es delgada pero firme y de muy buen sabor.

Al contrario de otros lugares, a esta pizza no le hace falta nada: ni salsas, ni aceite, ni peperoncino; así solita luce.

Hay dos opciones de postres que se mudaron del Romina original para darte el final que estás esperando. Te recomendamos la panna cotta que viene bañada en reducción de moras; cremosa y en el punto perfecto de dulzura, acidez y firmeza.

En una zona tan llena de restaurantes, Romina llegó a partir plaza. Después de un concierto en el Auditorio o de paseo por Polanco, es una gran alternativa si buscas un lugar nuevo del cual seguro te volverás cliente.

Te recomendamos pedir mesa afuera, ya que tienes vista panorámica a la cocina y al horno donde sucede la acción.

Romina Pizza e Vino

Dirección: Av. Campos Elíseos esq. Eugenio Sue col. Polanco IV Sección

Instagram: @rominacdmx