drag_handle

¿Hacer pollo rostizado en casa? ¡Es posible!

Por Paloma García

Por supuesto que se puede hacer un buen pollo rostizado en la comodidad de tu casa. De esos con la piel crujiente y sabrosa que, con el tiempo adecuado en el horno, queda jugosísimo.

Para hacerlo delicioso, decidimos preparar esta receta donde los aromas cítricos dan el mejor toque y combinan a la perfección con los sabores de la carnita. Ármate con unas papitas, una bolillo fresco para hacerte una torta y tienes completa la comida de hoy.

Los secretos para hacer el mejor pollo rostizado

Ahí te van unos tips antes de que te pongas manos a la obra con tu comida.

  1. Sazona el pollo por lo menos un día antes de rostizarlo. Esto quiere decir esparcir suficiente sal sobre la piel, en la carne y dentro del huacal. Guárdalo en una bolsa y refrigéralo. Si lo compraste de último momento, procura por lo menos dejar 30 minutos solo con sal.
  2. Un gran truco para mantener la jugosidad de las pechugas es marinarlo una noche en buttermilk. Es una especie de suero de leche que surge al mezclarla con jugo de limón (aquí te decimos cómo hacerlo paso a paso).
  3. Prepara los utensilios para que te quede perfecto: una rejilla, un recipiente apto para horno e hilo o mecate para amarrar.
  4. Nunca escatimes en mantequilla. Es la mejor forma de obtener esa piel crujiente que da magia a todo lo demás.
  5. Un pollo tarda aproximadamente 45 minutos por kilo en el horno. Ten paciencia y cuando pase este tiempo, clava un cuchillo en lo más ancho de la pechuga y pégalo a tu labio inferior. Si está tibio y no sale sangre ¡está listo!

Paso a paso para una comida de campeones

Ahora sí. Asegúrate de que tienes un buen bolillo y aderezos necesarios para meter esta delicia en una torta. Intenta también agregar papas fritas para dale un toque crujiente y ¿por qué no? un poco de mayonesa casera.

Ingredientes (4 porciones)

  • 1 pollo de aproximadamente 1 kilo y medio
  • 1/2 barra de mantequilla
  • 1/4 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Sal de grano (preferentemente de Colima)
  • 2 limones amarillos
  • 1 naranja
  • 3 limones verdes
  • Suficiente romero
  • Hilo de cáñamo o mecate

Para la salsa y la guarnición

  • c/s de agua
  • Limones restantes
  • Jugo de naranja (de la misma utilizada para hornear el pollo)
  • Romero
  • Sal
  • Papas cambray

Procedimiento

  1. Sazonar el pollo una noche antes y guardar en un recipiente hermético dentro del refrigerador.
  2. Al otro día, sacar y dejar temperar 20 minutos.
  3. Precalentar el horno a 220°C.
  4. Con mucho cuidado, despegar la piel de la carne de modo que haya espacio entre ambos pero sigan unidos. Comenzar por las pechugas, seguir por las piernas y los muslos; terminar en las alas y el retazo.
  5. Untar de mantequilla toda la carne. Es más fácil cuando ambos están a temperatura ambiente. Si no se sazonó un día antes, este es el momento de hacerlo.
  6. Cortar en rodajas un limón amarillo y dos verdes (los que sobran son para la salsa). Porcionar el romero en pequeños ramitos.
  7. Esparcir las rodajas y el romero sobre la carne, de modo que queden entre ésta y la piel.
  8. Barnizar la piel con mantequilla y sazonar.
  9. Poner el pollo sobre una rejilla con el retazo sobre ella. Juntar las piernas y amarrarlas con hilo o mecate de modo que queden arriba del hoyo del huacal.
  10. Amarrar también las alas para que queden sobrepuestas en las pechugas.
  11. Esparcir un poco más de rodajas de limón, cebolla, ajo fileteado y romero sobre el pollo. También poner dentro del huacal.
  12. Con ayuda de un cuchillo, hacer cortes a la naranja y colocar en el hoyo del huacal
  13. Preparar la salsa: en un recipiente de vidrio, servir agua hasta cubrir la superficie un centímetro.
  14. Agregar las papas, sal, romero y rodajas de limones restantes.
  15. Colocar la rejilla del pollo sobre el recipiente de la salsa y hornear por una hora y cuarto. Los jugos de la carne enriquecerán a la salsa.
  16. Sacar del horno. Lo que hay en el recipiente es la salsa así que apartar las papas, colar, sazonar y exprimir los limones restantes y el jugo de la naranja que se horneó en el pollo.
  17. Servir.

Tip animal: si quieres que la salsa sea más espesa, vierte media cucharadita de fécula de maíz o harina de trigo. ¿Ya viste qué fácil es hacer pollo rostizado?