Mercados de la Tierra: ingredientes buenos, limpios y a precio justo directo de los productores
Animal Gourmet
LugaresMenú del día

Mercados de la Tierra: ingredientes buenos, limpios y a precio justo directo de los productores

Por Mayra Zepeda (@mayra_zepeda)

mercados de la tierra

Los sábados son días de bullicio, música, compras y convivencia social en los alrededores de la Plaza del Cine Colón en Mérida, la capital de Yucatán.

Los sábados son días del Mercado de la Tierra de Slow Food, un espacio creado para que productores locales ofrezcan directamente sus ingredientes y productos de calidad a la gente, sin ningún intermediario.

En los pasillos de este mercado callejero conviven hortalizas, verduras de temporada, carnes, granos, panes, miel (una de las maravillas más representativas de la Península de Yucatán), mermeladas, aguas de sabor, helados y decenas de ingredientes y productos elaborados con la filosofía que impulsa la organización Slow Food: bueno, limpio y justo.

La intención de crear este tipo de espacios denominados Mercados de la Tierra es promover una alimentación sana y de calidad con ingredientes y productos elaborados a través de métodos sostenibles para el medio ambiente, sin pesticidas ni agroquímicos.

No solo Mérida tiene un Mercado de la Tierra -que, por cierto, es el más grande de México-, sino que ya existen 68 mercados de este tipo en 17 países del mundo.

En México, el primer Mercado de la Tierra fue el Mercado el 100, en la colonia Roma Sur, ciudad de México.

Te interesa:

Bueno, limpio y justo: ¿cómo ser un consumidor responsable?

Siete lugares para comer en Mérida: desde restaurantes de alta cocina hasta puestos de tacos

Con sabor a Yucatán

Aliza Mizrahi, coordinadora del Mercado de la Tierra de Mérida, tiene un pequeño puesto con ingredientes que produce en su pequeña granja en Cholul, una localidad muy cerca de la “Ciudad Blanca” (como se le conoce a la capital yucateca).

Mizrahi explica que este espacio comenzó hace 10 años con solo ocho personas. El concepto ha sido tan socorrido que hoy participan 56 vendedores, entre productores primarios y transformadores.

La experiencia de caminar en el pasillo del Mercado de la Tierra de Mérida es excepcional.

En él conviven puestos de mujeres mayas que ofrecen tortillas de maíz con amaranto; el esponjoso pan de un migrante alemán y los quesos de cabra de un joven yucateco.

También las aguas frescas de “Lichito” -¡ay la de horchata de melón bien fría!-; las empanadas de una cocinera chilena; las hortalizas de una familia yucateca con una granja en Timucuy; y las semillas criollas del Colectivo Milpa para que cualquiera pueda empezar un huerto en casa.

Lee:

Slow Travel: la nueva forma de viajar, comer y apoyar el comercio local

Slow Beer: cervezas elaboradas con ingredientes a punto del olvido

Además de ser un espacio para comprar, también lo es para socializar, pues una de las particularidades de este tipo de mercados es su capacidad de crear comunidad.

“Queremos dar a conocer a la clientela que tenemos buenas prácticas, que no usamos agroquímicos y que tenemos mucho cuidado con la higiene”, explica Aliza.

Cuidar la calidad de los ingredientes que se ofrecen en el Mercado de la Tierra es tan importante que los miembros crearon un comité para supervisar que todo se produzca de manera limpia.

¿Dónde está el Mercado de la Tierra en Mérida?

Dirección: Calle 33-D x Ave. Reforma, x Colón y Cupules, Mérida.

Horarios: sábados de 9:00 a 13:00 horas.